26 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Alertan médicos sobre el aumento de niños hipertensos

La enfermedad silenciosa deteriora poco a poco la calidad de vida del infante.

La hipertensión debe ser controlada desde la infancia. (Archivo/SIPSE)
La hipertensión debe ser controlada desde la infancia. (Archivo/SIPSE)
Compartir en Facebook Alertan médicos sobre el aumento de niños hipertensosCompartir en Twiiter Alertan médicos sobre el aumento de niños hipertensos

Teresa Pérez, Itzel Chan/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La obesidad se ha convertido en una amenaza para los niños y adolescentes de Benito Juárez, a tal grado que médicos han detectado que por lo menos cuatro mil menores sufren de problemas de hipertensión sin que sus padres tengan conocimiento de la situación. La obesidad en niños aumenta el riesgo para que desarrolle diversas enfermedades, entre ellas: hipertrofia ventricular e hipertensión secundaria,  principalmente por daño renal.

Samuel Saltzman Girshevich, nefrólogo del Instituto Nacional de Pediatría (INP), menciona que dicho padecimiento es más común de lo que los padres de familia puedan pensar, pues además de ser silenciosa va deteriorando poco a poco la calidad de vida del infante. La prevalencia de hipertensión arterial en niños en edad escolar es más alta de lo que se cree, pues se ha estimado aproximadamente que un 2% de la población infantil la presente. 

En Cancún se estima que de este grupo etario desde recién nacidos hasta los 14 años de edad, cerca de cuatro mil menores de edad podrían presentar problemas de hipertensión sin conocerlo. En los adolescentes el incremento es hasta el 5.5% para el género masculino y 6.4% para el género femenino. El especialista menciona que la fórmula clave para evitar complicaciones será mejorar su alimentación, pues un niño con obesidad tiene doble riesgo de padecer presión arterial, secundaria a una enfermedad renal. 

Síndrome metabólico

Cuando la enfermedad permanece hasta la adolescencia, se le conoce como síndrome metabólico, pues es derivado a la alimentación inadecuada, al sedentarismo, a la ingesta de suplementos alimenticios y alimentos con alta concentración de estrógenos. 

La recomendación principal del especialista es que los niños practiquen actividades recreativas, que dediquen más tiempo a gastar energía y hacer ejercicio, y que cambien el entretenimiento que radica en los videojuegos y la televisión por actividades  físicas, pues de lo contrario en su adultez, estos niños llegarán con más complicaciones a edades tempranas, porque quien presenta hipertensión desde la infancia y esta no es controlada, con el tiempo, se hace resistente a la insulina e inicia ahora  con otra enfermedad: diabetes mellitus. 

Daño de órganos

Explicó que las enfermedades comunes en nefrología pediátrica son anomalías del tracto urinario, es decir, se ven dañados todos los órganos que almacenan y remueven la orina del cuerpo (riñones, vejiga, uréteres, próstata y uretra). En países como Estados Unidos se presenta entre el 1 y 5% de la población infantil y este número se incrementa hasta un 17% cuando la medición se realiza en niños obesos, mientras que en México esta cifra es superada.

Desde 1998, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reconocido que la obesidad se convirtió en una de las mayores epidemias a nivel mundial, tanto en población infantil como en adultos y su frecuencia se incrementa de acuerdo a la edad; en niños de 0 a 23 meses es de 10.4%, de 2 a 5 años de15.3% y de los 6 a los 11 años del 15.5%.

La asociación entre obesidad e hipertensión en niños ha sido demostrada en numerosos estudios entre diferentes grupos étnicos y raciales, pues los resultados de Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) han hecho énfasis en la importancia de medidas de prevención para la obesidad infantil para reducir la hipertensión arterial.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios