Rescatan la alfarería en la comunidad de Cobá

Un grupo de menores participa en los talleres, donde elaboran piezas artesanales.
|
El director de la Casa de la Cultura dijo que la cerámica turquesa de Cobá ya identifica a la comunidad y al municipio. (Sara Cauich/SIPSE)
El director de la Casa de la Cultura dijo que la cerámica turquesa de Cobá ya identifica a la comunidad y al municipio. (Sara Cauich/SIPSE)

Sara Cauich/SIPSE
TULUM, Q. Roo.- El director de la Casa de la Cultura de Cobá, Luis May Ku, indicó que se trabaja en el rescate de la alfarería y la técnica para aplicación de colorantes naturales que se obtiene de las plantas nativas de la región que por cientos de años identificó a esta zona de la región. Esta labor se desarrolla con los menores de la comunidad, quienes ya elaboran productos artesanales. Se requiere contar con un horno para elaborar estos productos.

En este proyecto que se inició hace tres meses, tratan de rescatar el azul maya, heredado por los antiguos mayas.

También te puede interesar: Tulum impulsa a sus artesanos

En la misma localidad de Cobá localizaron la materia prima, el barro que pasa por un proceso algo laborioso que inicia con la obtención de la tierra, la cual se cuela, se deja reposar en el agua, y varios después se retira el agua y las partículas granulosas, hasta quedar una pasta moldeable.

En ese punto se mezcla con un polvo para que no se agriete al secar. Este proceso de secado se hace a la sombra. El siguiente paso es la elaboración del objeto, y pasarlo por el horno.

Sin embargo, de todo el proceso, el colorante azul turquesa es la parte principal del trabajo de alfarería que desarrollan los infantes interesados en perfeccionar esta habilidad. Los pigmentos minerales con los que se acompaña la elaboración de la figura, es lo más natural posible.

El azul maya se obtiene de una planta que en lengua maya se conoce como “Cho´o”, que ya se cultiva en la Casa de la Cultura y se sigue investigando para obtener el color de este arbusto y fijarlo en la vasija u objeto a elaborar”, indicó.

La cerámica turquesa de Cobá ya identifica a la comunidad y al municipio, indicó el director de la Casa de la Cultura. Esta tonalidad se combina con otros pigmentos para obtener la paleta de colores de la alfarería de Cobá, señaló.

En este proyecto apenas inició hace tres meses, dijo que requiere del apoyo de todos, ya que hace falta un horno, ubicar bancos de barro y determinar con mayor certeza cómo extraer el pigmento azul de la planta que ahora se tiene en proceso de reproducción en el predio donde se encuentra la Casa de la Cultura de la comunidad.

Hay una docena de entusiastas niños que practican en las instalaciones culturales esta actividad que es la alfarería y se pretende que sea emblemática de Cobá en un futuro cercano, y que se cuenta además con el apoyo de las autoridades de todos los niveles.