24 de Septiembre de 2018

Chetumal

Alza de gas LP aprieta el bolsillo de familia chetumaleñas

El incremento trae como consecuencia que en el hogar se dejen de consumir alimentos básicos.

Cada mes una familia deja de adquirir una pieza de huevo para su consumo con tal de adquirir su energético. (Harold Alcocer/SIPSE)
Cada mes una familia deja de adquirir una pieza de huevo para su consumo con tal de adquirir su energético. (Harold Alcocer/SIPSE)
Compartir en Facebook Alza de gas LP aprieta el bolsillo de familia chetumaleñas Compartir en Twiiter Alza de gas LP aprieta el bolsillo de familia chetumaleñas

Enrique Mena/SIPSE
CHETUMAL, Q.Roo.- Una de las alternativas para costear la compra de energéticos, en este caso el gas Licuado de Petróleo (LP), es reducir el gasto familiar o disminuir el consumo de algunos alimentos “plus”, como consecuencia de los encarecimientos que mes con mes se aplica a nivel nacional.

Una pieza de huevo es lo que una familia deja de consumir en este período, que en el caso del cilindro de 20 kilogramos se sitúa en 2.29 pesos, similar al costo del alimento básico.

Como cada primer día de cada mes, el costo del gas LP reflejó un incremento sustancial a su precio; en esta ocasión fijó un encarecimiento de 11 centavos en el costo del kilogramo y seis centavos en el litro.

Apenas en marzo de 2013, el precio del kilogramo de gas LP se situaba en 12 pesos y en mayo será de 12.11 pesos; en cambio, el litro de gas LP era de 6.48 pesos y ahora es de 6.54 pesos.

El incremento es de 11 y seis centavos, respectivamente; en la actualidad una familia que consume o compra un tanque de 20 kilogramos  eroga  242. 27 pesos, apenas el mes anterior el costo era de 239.98 pesos: los 2.29 pesos de diferencia se utilizaban para la compra de una pieza de huevo.

Es decir, que cada mes una familia deja de adquirir una pieza de huevo para su consumo con tal de adquirir su energético.

Lupita Cocom, de 78 años de edad, madre de familia y abuela, explica que la consecuencia del gobierno federal es dejar de consumir alimentos básicos cada mes. En un año, por ejemplo, el consumo de una docena de huevos ha dejado de existir en la alimentación de su hogar.

Para ello, los integrantes de la familia deben reducir las condiciones de alimentación. Explica que la situación de precariedad paulatina aplica para todas las familias de Chetumal ya que el encarecimiento se refleja en todas ellas.

En tanto, los alimentos que preservan el “plus” o que no son consistentes con la alimentación básica vislumbran un recorte, es decir que dejan de adquirirse por cubrir el costo del energético. Son 2.26 pesos, pero para las familias que menos tienen representa negativa en su consumo diario, dijo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios