21 de Septiembre de 2018

Opinión QRoo

Encaminan mega alianza para el 2018

Las pláticas y amarres entre los partidos políticos a nivel local se han intensificado en los últimos días...

Compartir en Facebook Encaminan mega alianza para el 2018Compartir en Twiiter Encaminan mega alianza para el 2018

Las pláticas y amarres entre los partidos políticos a nivel local se han intensificado en los últimos días ante el inminente embate del huracán electoral de 2018, año en el que estarán en juego las 11 presidencias municipales, además de las cuatro diputaciones federales y tres senadurías cuando menos.

Para la alianza partidista oficial, PAN-PRD, y para el propio gobernador Carlos Joaquín González, la apuesta fuerte será principalmente para aumentar el número de Ayuntamientos que están bajo su control, por una cuestión de simple pragmatismo político.

El mapa político actual está bastante partido: tres ayuntamientos son gobernados por alcaldes de la alianza Panrredista, dos por Nueva Alianza, dos por el partido Verde y cuatro por el PRI.

A pesar de ese cóctel de intereses políticos, Carlos Joaquín González ha logrado echar a andar su proyecto de gobierno sin mayores contratiempos, consensuando el respaldo de la mayoría de los Ayuntamientos, aún de aquellos gobernados por quienes pintaban como lo más radical de su oposición.

Pero un principio del poder dicta que, para garantizar la estabilidad y la continuidad futura de un gobierno, es necesario meter, de ser posible, todas las manzanas a tu canasta.

Con esa misión, Carlos Joaquín y sus partidos aliados empiezan a dar las primeras puntadas de un tejido complejo, multicolor, que les permita conseguir lo más cercano a la hegemonía política en la entidad.

Y por lo visto el objetivo empieza a concretarse, pues en los cuarteles de los rivales empieza a sonar con fuerza la idea de que a nivel local el PAN y PRD nutrirán su alianza afiliando a Encuentro Social, a Nueva Alianza, y créalo usted o no, hasta al Partido Verde Ecologista.

La idea de esta alianza ha sido reforzada por las declaraciones públicas del dirigente estatal blanquiazul, Juan Carlos Pallares Bueno, y de la coordinadora de la bancada del PAN en el Congreso local, Mayuli Martínez Simón, quienes en declaraciones por separado manifestaron que ya se encuentran en pláticas serias con las dirigencias estatales del PES, Panal y otros para concretar un poderoso frente electoral capaz de hacer frente a Morena y sus refuerzos del PRI y del PT.

Hasta el momento, quien luce como el gran perdedor en esta versión caribeña del juego de tronos parece ser el PRI, que se enfila como solitario competidor a las elecciones que se vislumbran como las más reñidas de la historia, ya que hasta sus eternos aliados del Verde les están dando la espalda y podrían integrarse a las filas comandadas por el PAN-PRD en una alianza “de facto”.

Por su parte, los de Morena andan creídos en serio de que son el rival a vencer en 2018 por el empujón que esperan recibir de Andrés Manuel López Obrador, pero el pico de gallo de políticos reciclados en que se ha convertido ese partido empieza a debilitar sus posibilidades, pues juntaron nazis y judíos en la misma casa, y la cosa no terminará bien.

Con el PAN al frente de las negociaciones, la chambrita de la mega alianza aún está tomando forma y faltan muchos puntos por anudar, pero la intención está cantada.

Otra vez, Quintana Roo en el “Top Ten”

El más reciente estudio del Instituto para la Economía y la Paz (IEP) que mide los niveles de paz a nivel global y nacional, colocó a Quintana Roo como el noveno estado más pacífico de México y como una de las cinco entidades que presentaron la mayor mejoría en su estado de paz en la última década.

Y no, tampoco se trata de otra encuesta pagada por el gobierno del estado, como les encanta argumentar a los inquisidores de las redes a la menor provocación, sino de un estudio serio realizado por un organismo internacional calificado.

Eso sí, de los estados de la gran península yucateca, fue el que obtuvo la calificación más baja, siendo superado por Yucatán que se alzó con el reconocimiento al estado más pacífico del país, y por Campeche, que quedó en el lugar 7.

Mucho que hacer y mucho que aprender, pero no se debe perder de vista el objetivo de seguir haciendo de Quintana Roo un lugar de paz. Eso es lo que deseamos todos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios