13 de Noviembre de 2019

Opinión QRoo

Mario Villanueva, entre la injusticia y el indulto

Un nuevo y vergonzoso episodio de la justicia mexicana se sumó esta semana a la larga lista...

Compartir en Facebook Mario Villanueva, entre la injusticia y el indultoCompartir en Twiiter Mario Villanueva, entre la injusticia y el indulto

Un nuevo y vergonzoso episodio de la justicia mexicana se sumó esta semana a la larga lista de atropellos cometidos en el proceso penal contra el ex gobernador quintanarroense Mario Villanueva Madrid, a quien una vez más y por razones inexplicables, se le negó la posibilidad de purgar su pena en prisión domiciliaria.

El dramático caso de Mario Villanueva es un ejemplo de todo lo que está podrido en el sistema de justicia mexicano. Fue acusado de ser cómplice del narcotraficante Ramón Alcides Magaña, quien fuera líder de una célula del Cártel de Juárez en territorio quintanarroense, que después resultó absuelto de todos los cargos, aunque su carrera en el mundo del crimen estaba más que comprobada.

Al igual que el jefe narco, todos los coacusados de Mario Villanueva en el llamado “maxiproceso Cancún” ya fueron liberados, algunos exonerados, algunos con penas recortadas.

Pero ese rasero no se ha utilizado con el ex gobernador, que con todo el peso de la historia a su favor, con el apoyo político de tres legislaturas locales han reclamado su inocencia y exigido su liberación, aún permanece en prisión, con una pena pendiente de 22 años.

La justicia, que desde el principio se prestó a una venganza personal del entonces presidente priista Ernesto Zedillo, ha decidido ignorar todos estos hechos y sigue castigando, como al peor de los delincuentes, a un político que hasta hoy sigue siendo recordado como uno de los mejores gobernadores que haya tenido el estado.

Porque la magistrada Angélica Díaz Pérez, quien resolvió el último recurso interpuesto por la defensa de Mario, no solo negó la prisión domiciliaria, sino que también ordenó el inmediato reingreso del ex gobernador al Ceferepsi, prisión donde sus elementales derechos humanos fueron pisoteados.

Por lo visto, para Mario Villanueva la única salida, la tenue luz de esperanza, es la posibilidad de que el presidente Andrés Manuel López Obrador le conceda el indulto, como prometió alguna vez en campaña, ya que conoce muy bien su caso.

Así lo solicita el propio Mario en una carta pública que lanzó el pasado martes donde se percibe el dolor y la desesperación de un hombre que ha soportado lo indecible a lo largo de dos décadas.

El indulto sería un acto de justicia, y una promesa cumplida de AMLO no para la familia Villanueva, sino para los quintanarroenses que se han volcado en apoyar con firmas la petición de libertad del ex mandatario.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name