18 de Noviembre de 2018

Quintana Roo

Realizan operativo contra vendedores ambulantes

Habitantes critican la labor de los elementos del Departamento de Verificación y Ordenamiento Comercial.

Aplicaron una revisión en el bar denominado “El Caracol”. (Julián Miranda/SIPSE)
Aplicaron una revisión en el bar denominado “El Caracol”. (Julián Miranda/SIPSE)
Compartir en Facebook Realizan operativo contra vendedores ambulantesCompartir en Twiiter Realizan operativo contra vendedores ambulantes

Julián Miranda/SIPSE
COZUMEL, Q. Roo.- Usuarios de redes sociales critican la labor del personal del Departamento de Verificación y Ordenamiento Comercial por presuntamente haber arrojado al suelo los productos de un vendedor ambulante. Elementos de la dependencia y testigos aseguraron que el joven originario del estado de Chiapas tiró sus productos mientras huía del operativo por carecer de permisos municipales para ejercer la actividad. Cerca de 10 vecinos de la colonia 10 de Abril grabaron los hechos con sus teléfonos celulares.

La noche del martes fue publicado en una cuenta de Facebook una imagen de un joven recogiendo dulces del suelo y fue acompañada con el siguiente texto: “Pobre estos muchachos le tiraron su venta por los fiscales, les publico esta para que bean que gente contrata el precidente” (sic).

Esta información generó una serie de comentarios en contra del supuesto accionar de los funcionarios de esta dependencia que depende de la Tesorería municipal.

Sin embargo, verificadores comerciales informaron que los hechos se registraron a las 18 horas, cuando acudieron a revisar el bar denominado “El Caracol”, ubicado en la calle seis norte, entre las avenidas 30 y 35.
    
En el lugar detectaron a Salvador Santi Díaz, originario de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, quien junto con su hermano estaba vendiendo dulces sin contar con los permisos.

Santi Díaz para evitar ser asegurado se retiró del lugar y arrojó la caja de dulces, la cual fue recogida por su hermano, quien aparece en la imagen difundida.

El joven fue seguido por los fiscales hasta la calle ocho norte con esquina 40, hasta donde se presentaron elementos de la Dirección de Seguridad Pública.

Un grupo de vecinos se acercaron al lugar para grabar con teléfonos celulares las acciones contra el joven y exigían a los verificadores comerciales que lo dejaran retirarse. 

Uno de los presentes dijo que los fiscales habían tirado los productos del joven, lo que generó la inconformidad de los presentes. Finalmente fueron liberados y se retiraron del lugar entregándole un citatorio.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios