20 de Agosto de 2018

Chetumal

Aumenta el consumo de inhalantes

El Centro de Integración Juvenil comenzó la campaña "Hay olores que matan", para disminuir los números de adictos a químicos volátiles.

El Centro de Integración Juvenil atiende a adictos que inhalan sustancias y da información acerca de las consecuencias: pérdida del olfato, del oído, complicaciones pulmonares y deterioro de la memoria. (Redacción/SIPSE)
El Centro de Integración Juvenil atiende a adictos que inhalan sustancias y da información acerca de las consecuencias: pérdida del olfato, del oído, complicaciones pulmonares y deterioro de la memoria. (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook Aumenta el consumo de inhalantes Compartir en Twiiter Aumenta el consumo de inhalantes

Paloma Wong/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- El consumo de inhalantes en la capital del Estado ha presentado un aumento en los últimos dos años, según registros del Centro de Integración Juvenil (CIJ) de Chetumal. Esta práctica deriva de la facilidad con la que los jóvenes de 15 a 29 años de edad obtienen los productos, pues son más económicos y con menor restricción que las drogas ilegales de mayor consumo, informó la directora del organismo, Arlene Guadalupe Rivero Fernández.

Fáciles de conseguir

Los inhalables son sustancias químicas, volátiles y altamente tóxicas; se encuentran en pinturas, pegamentos, solventes, quita grasas, gasolinas, líquidos industriales, marcadores permanentes, acetona, perfumes y tolueno, entre otros. Éstos pueden consumirse de manera individual, o mezclados.

En promedio, al CIJ acuden mensualmente 10 personas en busca de apoyo para superar su problema con las adicciones.

Estos no derivan sólo del alcohol, tabaco, cocaína y marihuana, que son las drogas legales e ilegales más comunes, sino que también hay presencia de adicciones a otras sustancias químicas que mezcladas causan mayor daño al cuerpo humano.

El consumo de estas sustancias daña al cerebro, además provoca convulsiones, asfixia y muerte súbita, incluso desde la primera inhalación.

Aumentan los indices

En el organismo civil, este problema de adicción ha incrementado, situación que es ajena a la condición económica de la persona que consume.

Según las estadísticas de la institución, en el 2013 la adicción de inhalables se contabilizó en un 13.53%, lo que representa a 11 de 81 pacientes atendidos, de enero a junio. En este año, suma el 21.93%, es decir, 15 de 71 personas en siete meses.

La cifra proporcionada por la asociación sólo contempla a los pacientes que se acercaron al centro a pedir ayuda, por lo que la cifra real en el Estado pudiera ser mayor.

“Se han incrementado los números por el fácil alcance de estos productos. No existen políticas públicas en el caso de restricción de la venta de inhalables, como lo son el thinner, pegamento o aires comprimidos”, comentó Rivero Fernández.

Síntomas de consumo

Para revertir los efectos, el CIJ inició una campaña a nivel nacional denominada “¡Hay olores que matan!”, que informa a la ciudadanía sobre los efectos y riesgos.

Los padres de familia pueden detectar el consumo de inhalantes en sus hijos al ver irritación en los ojos, conversaciones incoherentes, desequilibrio, sensación pasajera de euforia y bienestar, y alucinaciones.

Graves daños a la salud

Entre las consecuencias que trae esta adicción, está la pérdida de los sentidos (olfato y oído), paros respiratorios y asfixia, daño a los pulmones, corazón y riñones, deterioro de la memoria, así como ansiedad y alteraciones psicológicas.

Buscan regular su venta

El secretario estatal de Salud, Juan Lorenzo Ortegón Pacheco, dijo que la Dirección Estatal de la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios es la instancia encargada de regular la venta de estos productos.

“La Cofepris es la autoridad responsable del control de este tipo de sustancias, se involucra en todos los procesos, desde la producción, preparación, enajenación, adquisición, importación, exportación, almacenaje y distribución. Para cumplir con sus funciones, lleva a cabo acciones administrativas como la emisión de autorizaciones y auditoría a los establecimientos que manejan estas sustancias”, aseguró.

Esta importación y distribución se regula también a través de la Ley de Control de Insumos Químicos y Productos Fiscalizados, que tiene el objetivo de establecer las medidas de control y fiscalización de los químicos y productos que, directa o indirectamente, puedan ser utilizados en la elaboración ilícita de drogas derivadas de la hoja de coca, de la amapola y algunas más que se obtienen a través de procesos de síntesis. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios