16 de Noviembre de 2018

Quintana Roo

Embarazadas recurren a internet para solucionar su problema

Jóvenes a partir de los 13 años llegan al Fundagen pidiendo un legrado o pastillas abortivas, información que reciben a través de la web.

De enero a mayo de este año se reportó un total de 349 casos de abortos en el Hospital General "Jesús Kumate Rodríguez". (Foto de Contexto/Internet)
De enero a mayo de este año se reportó un total de 349 casos de abortos en el Hospital General "Jesús Kumate Rodríguez". (Foto de Contexto/Internet)
Compartir en Facebook Embarazadas recurren a internet para solucionar su problemaCompartir en Twiiter Embarazadas recurren a internet para solucionar su problema

Alejandra Galicia/SIPSE
CANCÚN, Q.Roo.- En los cinco primeros meses del 2013 la tasa de abortos se incrementó a 70 mujeres por mes. De enero a mayo de este año se reportó un total de 349 casos de abortos en el Hospital General "Jesús Kumate Rodríguez".

De acuerdo con los datos del Sistema de Información de Salud del Hospital General, en el año 2012 cada mes 58 mujeres abortaron, y en los cinco meses de este año aumentó con 12 mujeres más por mes.

De este número de abortos seis corresponden a jovencitas menores de 15 años, y 251 casos se atribuye a mujeres de 20 años en adelante.

El doctor Luis Franco Nava Sánchez, del Centro Materno Infantil Fundagen, atendió cada mes a 300 jóvenes embarazadas de 13 años en adelante, explicó que son frecuentes los casos de mujeres que se encuentran con amenazas de aborto e inclusive situaciones de jóvenes que solicitan un legrado, o pastillas abortivas que son resultado de información equivocada que reciben por internet o comentarios de las amistades que rodean a la joven primeriza. La situación real de Cancún son las jovencitas que por no conocer alternativas correctas recurren a internet para encontrar centros de apoyo a la mujer, o tiendas farmacéuticas que les ayuden a abortar, a pesar de que en Quintana Roo ésta práctica es ilegal.

Tal es el caso de una joven de 18 años, a la que se omite el nombre por protección, que por medio de internet compró pastillas abortivas, las cuales le fueron enviadas hasta Cancún.

La joven vivía en una familia disfuncional, sus padres se separaron, la madre no vivía con ella y su padre viajaba constantemente. Se quedó en casa de un tía en compañía de su primo. La joven no tenía un noviazgo y conoció a un muchacho con el que tuvo relaciones.

Descubrió que estaba embarazada y por temor a sus padres no lo comentó. El padre del bebé no quiso responsabilizarse, y le entregó dos mil pesos para que se encargará de "resolver el problema" por medio de un aborto. La joven consiguió un contacto en la Ciudad de México, y por internet compró pastillas con un costo de 900 pesos. Los gastos ascendieron a más de ocho mil pesos. Ya han pasado dos meses desde esa experiencia.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios