15 de Diciembre de 2017

Chetumal

Instituto del Patrimonio despojó a ex refugiados de tierras

Las hectáreas fueron donadas por la Comar y Acnur en 1984 a ex guatemaltecos.

Las tierras fueron otorgadas en 1984 a ex guatemaltecos. El gobierno anterior dijo que no eran suyas. (Carlos Castillo/SIPSE)
Las tierras fueron otorgadas en 1984 a ex guatemaltecos. El gobierno anterior dijo que no eran suyas. (Carlos Castillo/SIPSE)
Compartir en Facebook Instituto del Patrimonio despojó a ex refugiados de tierrasCompartir en Twiiter Instituto del Patrimonio despojó a ex refugiados de tierras

Carlos Castillo/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- El IPAE se apropió de más de mil 100 hectáreas de tierras, que la Acnur y Comar donaron en 1984 a refugiados Guatemaltecos de la comunidad de Maya Balam, en el municipio de Bacalar.

César Jacinto González, presidente de la Unión de Campesino y Grupos Agropecuarios, señaló que el Instituto de Patrimonio de la Administración Pública Estatal (Ipae) dejó sin tierras a los más de tres mil habitantes, que ahora no tienen donde sembrar.

También te puede interesar: Para evitar enfrentamientos, mantienen vigilancia en Maya Balam

Recordó que en el año de 1984, cuando llegaron a Quintana Roo, como campamento refugiados, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Refugiados (Acnur) y la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), les entregaron cuatro mil hectáreas de tierra para trabajar.

Sin embargo, cuando quisieron tomar posesión de sus tierras, resultó que estaban a nombre Instituto.

Explicó que hasta 2014, no había sido necesario utilizar las tierras de la reserva que tienen, pues sus parcelas eran productivas, aunque cada dos años hacen un cambio de zonas para no desgastar el suelo y siga siendo fértil.

“Cuando disponíamos hacer el cambio de parcela fue cuando el gobierno del estado, nos notificó que estábamos invadiendo propiedad del IPAE. A diferencia de otros ejidos que cada comunero tiene más de 80 hectáreas, en Maya Balam, solo tenemos dos para que trabajen hasta tres generaciones, lo que limita su producción y por ello la importancia de recuperarlas”.

El también integrante del Comité de Tierras de la Comunidad de Maya Balam, dijo que por tres años, tuvieron que callar porque no estaban reconocidos, ya hora que son nacionalizado y tienen documentación pelearon por lo que les fue arrebatado.

“La mayoría de las más de 700 familias que fundaron Maya Balam cuentan con sus documentos de naturalización, con su identificación emitida por el Instituto Nacional Electoral, y ahora pueden reclamar estas tierras que les fueron donadas y el gobierno anterior nos despojó”.

Destacó que con oportunidad, al entonces gobernador Roberto Borge Angulo, se le notificó y comprobó que las tierras que se apropió el IPAE pertenecen al campamento, “pero les valió”.

Ernesto Benito Pérez, ex refugiado señaló que él trabaja con su hijo y su nieto una parcela de dos hectáreas que ya no produce, por lo que urge tomen posesión de las tierras, pues son tres generaciones y cada vez la situación en más difícil.

“Aquí como está lejos tenemos que pagar altos costos de fletes para vender nuestra producción y todo lo que traen a vender aquí, esta caro por la lejanía y el costo que cuenta llevar los insumos hasta esa comunidad”, finalizó

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios