18 de Noviembre de 2018

Chetumal

Clausuran barda que privatizaba acceso a la laguna Milagros

Ciudadanos denunciaron que el objetivo de dicha estructura era cobrar el ingreso al balneario.

Autoridades municipales clausuraron la construcción de una barda que bloqueaba el acceso a la laguna Milagros. (Benjamín Pat/SIPSE)
Autoridades municipales clausuraron la construcción de una barda que bloqueaba el acceso a la laguna Milagros. (Benjamín Pat/SIPSE)
Compartir en Facebook Clausuran barda que privatizaba acceso a la laguna  MilagrosCompartir en Twiiter Clausuran barda que privatizaba acceso a la laguna  Milagros

Benjamín Pat/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Autoridades municipales clausuraron las obras de un nuevo balneario a las orillas de la laguna Milagros, mismo que había sido denunciado por habitantes de Huay Pix, porque se pretendía cerrar el acceso a la laguna.

Personal de la Dirección de Desarrollo Urbano y de Ecología del Ayuntamiento de Othón P. Blanco, colocó sellos de clausura al sitio donde se estaba construyendo primero una barda sobre una zona considerada como calle, según los planes urbanos de esa localidad.

Víctor Sánchez Ruz, director de Desarrollo Urbano de Othón P. Blanco, confirmó que el lugar donde se pretendía edificar es un bien municipal y no forma parte de la propiedad ejidal.

También te puede interesar: ¡Cuidado! Antes de entrar a la laguna checa si no hay ‘tráfico’

Además el proyecto no cuenta con los permisos y pone en riesgo la integridad física de los habitantes de la localidad, al ser una vía pública.

La semana pasada, la Fundación Ahora AC, Trabajando en favor de los Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales denunció el proyecto impulsado el Comisariado Ejidal de Santa Elena.

En su oportunidad, Ariadne Song Anguas, representante de la organización civil en la zona sur, señaló que se trata de una estrategia de Manuel Várguez Ramírez, presidente del Comisariado Ejidal de Santa Elena, para adueñarse de la calle que representa prácticamente el único acceso público a la Laguna Milagros.

Según la información recabada, el proyecto consistía en la instalación de palapas en el sitio, equipadas con sillas y mesas, además de otros servicios, incluyendo un restaurante.

A pesar de que sería denominado balneario ejidal, para que los habitantes pudieran entrar o permanecer, su estancia estaría condicionada a un consumo mínimo de entre 200 y 350 pesos por familia.

Para el grupo de habitantes inconformes, el proyecto ni siquiera fue sometido a la consideración de la asamblea ejidal, además de que esa obra dejaría sin acceso a la laguna a las familias de escasos recursos, que no les alcanzará para el consumo mínimo que se pretende cobrar. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios