12 de Noviembre de 2018

Chetumal

Van por el culpable de la entrega de medallas falsas

La pena máxima es de hasta 20 años de inhabilitación en algún cargo público.

Explicaron que el recurso estaba contemplado en el Presupuesto de Egresos 2013, para la compra de dos medallas de 18 quilates. (Archivo/SIPSE)
Explicaron que el recurso estaba contemplado en el Presupuesto de Egresos 2013, para la compra de dos medallas de 18 quilates. (Archivo/SIPSE)
Compartir en Facebook Van por el culpable de la entrega de medallas falsas Compartir en Twiiter Van por el culpable de la entrega de medallas falsas

Enrique Mena/SIPSE
CHETUMAL, Q.Roo.- Si la Contraloría Municipal del Ayuntamiento de Othón P. Blanco no consigue dar con el culpable de la compra de medallas falsas, la Comisión de Hacienda y Cuenta Pública del Cabildo othonense se encargará de dar con éste y presionará para la aplicación de la sanción respectiva que puede ascender hasta la inhabilitación como servidor público, afirmó la presidenta de este organismo Miriam Osnaya Sánchez.

"No vamos a quitar el dedo del renglón hasta que se clarifique el tema ya que debe existir una transparencia, lo que es un hecho comprobado es que se entregó una medalla que no tenía las características que marcaba la normatividad", dijo.

La responsabilidad directa de la compra era de la Oficialía Mayor y será en el transcurso de la semana que el titular de este organismo entregue el expediente técnico administrativo completo del requerimiento que se le hiciera de la compra de las medallas, es decir una copia fiel de la factura que presentará en su momento a la Tesorería Municipal.

En tanto, Miriam Osnaya Sánchez explicó que el recurso estaba contemplado en el Presupuesto de Egresos 2013, para la compra de dos medallas de 18 quilates.

"Queda claro que fue una decisión irregular el dar las medallas de latón y en contra de la misma normatividad ya que el Cabildo fue quien emitiera la orden de entregar medallas de oro de 18 quilates y que se incumplió", recalcó.

Rechazó la “tibieza” de la Contraloría Municipal para resolver esta situación, pero que por parte del Cabildo othonense no existiría tal característica. La sanción se apegará a lo establecido en la Ley de Responsabilidad de los Servidores Públicos, donde la pena máxima es de hasta 20 años de inhabilitación en algún cargo público.

Por su parte, el presidente municipal, Carlos Mario Villanueva Tenorio, afirmó que no solapará a quien incumpla con sus responsabilidades y mucho menos “metere las manos al fuego por nadie y si alguien la regó pagará las consecuencias administrativas, no habría perdón por parte de la Auditoría Superior del Estado (ASE)”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios