24 de Septiembre de 2018

Chetumal

Campesinos incrementan sus ingresos con el proyecto 'Piña Orgánica'

Son ocho hectáreas las que se siembran para después ser comercializada.

Con la piña que no se logra vender, los campesinos elaboran mermeladas, tartas, dulces y decoraciones con esta y otras frutas. (Redacción/SIPSE)
Con la piña que no se logra vender, los campesinos elaboran mermeladas, tartas, dulces y decoraciones con esta y otras frutas. (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook Campesinos incrementan sus ingresos con el proyecto 'Piña Orgánica'Compartir en Twiiter Campesinos incrementan sus ingresos con el proyecto 'Piña Orgánica'

Redacción/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- En la localidad de Manuel Ávila Camacho, en el municipio de Bacalar, a 57 kilómetros de Chetumal, capital de Quintana Roo, se desarrolla el proyecto productivo Piña Orgánica, llevado a cabo por un grupo de diez personas, quienes recibieron apoyo del Programa Opciones Productivas de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol)..

Según informó Notimex, ese año, los integrantes del proyecto se capacitaron en el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) y la Secretaria de Desarrollo Agropecuario y Rural (Sedaru), para cultivar piña orgánica.

Proyecto 'Piña Orgánica'

Tras su capacitación, comenzaron a producir, pero los recursos eran escasos. En 2013 se enteraron del Programa de Opciones Productivas de la Sedesol, que apoya este tipo de agronegocios, por lo que decidieron presentar su proyecto “Piña Orgánica”, el cual obtuvo recursos por 293 mil 592 pesos.

Con ese recurso, comenzaron a expandir la siembra de la piña y a comercializar su producto, explica Ruth Villegas Carvajal, quien con 30 años de edad y dos hijos, se convirtió en la representante del grupo, por ser una mujer emprendedora.

Buscaron alternativas para vender su producto

Refiere cómo tuvo que convencer a sus familiares para integrar el grupo para trabajar de manera organizada el cultivo de la piña. Sin embargo, para ella no era suficiente atender el campo, sino buscar alternativas para aprovechar la piña que no alcanzaban a vender.

Iniciaron entonces unos cursos de repostería, donde aprendieron a elaborar mermeladas, tartas, dulces y decoraciones con piña y otras frutas tropicales, lo cual comenzó a generar ingresos extras.

Ruth Villegas destacó que son ocho hectáreas las que siembran con piña, con lo cual generan empleos e ingresos para las familias, además de los indirectos que se crean durante la cosecha

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios