15 de Diciembre de 2018

Quintana Roo

"Hay que ser buen ser humano para ser un buen buzo"

Si el calentamiento global continúa provocará que la temperatura del agua se incremente.

Compartir en Facebook "Hay que ser buen ser humano para ser un buen buzo"Compartir en Twiiter "Hay que ser buen ser humano para ser un buen buzo"

David Sosa/SIPSE
CANCÚN,Q. Roo.- Alberto Friscione Carrascosa, uno de los más prestigiados buzos a nivel nacional e internacional, denunció que el cambio climático es grave en las afectaciones al medio ambiente de todo el mundo, incluidos los litorales y la vida en el mar Caribe.

“Sin embargo, es más peligrosa la depredación de flora y fauna, principalmente de especies marinas y de arrecifes coralinos, no sólo por la explotación turística, sino por la corrupción y burocracia de algunos funcionarios del gobierno”, explicó en entrevista.

“Hemos visto lo que en otras partes del mundo no se ve, hasta 20 tiburones juntos, todas hembras preñadas"

Friscione ha incursionado y difundido desde el fenómeno de los tiburones dormidos, hasta el fascinante mundo de los barcos hundidos, la experiencia única de sumergirse en el Arrecife Maya o Gran Arrecife Americano, que inicia en Isla Contoy y termina en Honduras,  o sus recorridos a bordo del “Arctic Sunrise”, como parte de una expedición de Greenpeace, o en investigaciones lo mismo con Jacques-Yves Cousteau padre, que con el hijo de éste, Jean-Michel Cousteau.

Nado con tiburones

Otra de las experiencias inolvidables y que disfruta cada vez más y que se dan en Quintana Roo, es nadar junto a los tiburones toro, una de las tres especies más importante del mundo, y en esta zona del Caribe mexicano se les puede admirar. 

“Hemos visto lo que en otras partes del mundo no se ve, hasta 20 tiburones juntos, todas hembras preñadas, un espectáculo sin igual”, dijo.

Durante dos años realizaron una investigación con esta especie, con la fundación Seaving SOS, estudiando el patrón de movimiento a través de un chip que instalaron a los escualos, con el propósito de registrar dónde dejan sus crías. “Esta es una especie que tiene la característica de que puede vivir en aguas dulces y saladas”, señaló.

Otra de las grandes experiencias que se vive en aguas del Caribe mexicano, es poder nadar y bucear junto a las tortugas más al sur, en la reserva de Sian Ka’an. “Otro espectáculo sin igual, son los manatíes en Banco Chinchorro”, indicó.

Experiencias extraordinarias

Uno más son los tours para nadar con cocodrilos en la laguna de Cayo Centro, y otra experiencia extraordinaria es el poder admirar los barcos hundidos en diversas zonas del mar Caribe, algunos de los cuales sufrieron los embates de los huracanes, mientras que otros, por los ataques de piratas y algunos que se sumergieron con la intención de conformar arrecifes artificiales.

 "Hay que ser buen ser humano para ser un buen buzo"

De las personalidades a las que ha enseñado y/o ha llevado a bucear en diversos mares del orbe, principalmente en el Caribe, y los que han dejado huella en Friscione Carrascosa, destaca al ex presidente Ernesto Zedillo y Juan Ramón de la Fuente, ex rector de la UNAM, entre otros.

“Incursioné en el fondo marino con cuatro presidentes de México, desde José López Portillo, Carlos Salinas y Felipe Calderón, pero el que dejó el mayor legado para Quintana Roo y creo que para México fue Zedillo Ponce de León, principalmente en defensa del medio ambiente; siempre dispuesto a ayudar; por eso digo que hay que ser buen ser humano para ser un buen buzo”, resaltó.

Punto sin retorno

Destacó que hace unos 10 días incursionó en el fondo marino de Cozumel con Jean-Michel y con Silvia Earles, investigadores de las condiciones y alcances de la alarmante contaminación y depredación de los recursos marinos.

“A diferencia de Silvia, creo que es trágica la situación que se vive en los mares de todo el mundo, hemos llegado a un punto sin retorno”, lamentó.

Para el buzo mexicano, cada vez las autoridades hacen menos por proteger al mar y sus recursos, pues además de la sobreexplotación de las pesquerías, no se respetan las vedas de diversas especies, algunas ya extintas y otras en ese camino de desaparecer; la burocracia y la corrupción son otro grave problema.

Friscione Carrascosa ha difundido maravillas no reveladas antes, especialmente para aquellos que desconocen la emoción de esnorquelear o bucear en las profundidades marinas.

Recuerda que se encantó con el buceo desde los 6 años, cuando se puso por primera vez un visor, pese a que a su madre no le gustaba que se metiera al mar, por temor a que se ahogara.

“Nunca me gustó la escuela, pero mi madre quería que estudiara algo, y como no existía la carrera de buceo, me metí a la carrera de médico veterinario zootecnista, pues me gustan los caballos. Me fui al puerto de Veracruz y me dediqué a pescar y a sacar objetos perdidos de la bahía, y con eso financié mi carrera”, recordó.

"Me fui al puerto de Veracruz y me dediqué a pescar y a sacar objetos perdidos de la bahía, y con eso financié mi carrera”

Muy pocas personas en el mundo conocen los mares de diversas partes del mundo como Friscione Carrascosa, nacido en Xalapa, Veracruz, pero quintanarroense de corazón.

Calentamiento global

Admira sus bellezas, pero no se cansa de advertir que si el calentamiento global sigue como hasta ahora, podría provocar que en unos años la temperatura del agua se incremente en uno o dos grados, lo que representaría la muerte de los corales y otras especies marinas.

Entre sus experiencias cuenta que ha buceado y esnorqueleado en todos los mares del planeta, como las dos barreras de arrecifes más grandes del mundo, la de Australia y en las aguas cálidas del Caribe, respectivamente.

También que en el Golfo de México, como Veracruz, lo mismo que en el Pacífico, o países o islas con aguas tan lejanas como Fidji, en Indonesia; Hawai, Tonga, o en las frías Galápagos, donde ha buceado solo, con familiares y amigos o con personajes de todos los ámbitos.

También ha sido instructor de cientos de políticos, magnates, empresarios, deportistas y turistas; hasta la fecha no deja de bucear casi los siete días de la semana.

“Este año he buceado más que los recientes 15 años”, rememora Alberto Friscione, quien  llegó a Quintana Roo en 1973, específicamente a Tulum. “A pesar de que Veracruz tiene uno de los fondos coralinos más hermosos del mundo, dije... de aquí soy”, apuntó.

“Me encantaba ver los programas de Ramón Bravo, así que comencé explorando los ríos y cazando truchas”

En 1982 fundó la empresa “Sólo Buceo”, invitando a la sociedad a tres amigos: Salvador Lara, Maximiliano López y Miguel Rodríguez, con tres tanques y una lancha. 

Un año después consiguió la concesión en un hotel de Punta Cancún, en donde opera desde hace 33 años.

Fotógrafo marino

Discípulo y admirador del fotógrafo marino Ramón Bravo Prieto, con quien tuvo la fortuna de trabajar los últimos 15 años en la vida de quien fuera oceanógrafo, comunicólogo, investigador, ecologista, científico, camarógrafo y escritor mexicano. “Me encantaba ver los programas de Ramón Bravo, así que comencé explorando los ríos y cazando truchas”, comentó.

Antes de que llegara mi hijo Rodrigo, hace dos años, no me daba tiempo para bucear como a mí me gusta, pues no soy bueno para administrar.

"Ahora me gustaría hacer una guía para Quintana Roo”

Actualmente la empresa tiene una infraestructura de 12 embarcaciones y un staff de 50 personas repartidas en cuatro sedes; la oficina matriz está ubicada en el hotel Dreams Cancún y oficinas de ventas en varios centros de hospedaje.

Ya escribió 5 libros

Hace algunos años, por encargo del entonces gobernador de Veracruz, Fidel Herrera, escribió el primero de 5 libros, la Guía de Buceo y Turismo de dicha entidad.

“Se exploró el fondo marino y el Río Coatzacoalcos, con el objetivo de fomentar el turismo de la región. Ahora me gustaría hacer una guía para Quintana Roo”, finalizó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios