19 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Cancún se convirtió en Tierra Santa (video)

Más de 15 mil feligreses fueron testigos cuando Jesús fue azotado, humillado y condenado a la muerte.

Representación de la crucifixión en Playa Delfines. (Yajahira Valtierra/SIPSE)
Representación de la crucifixión en Playa Delfines. (Yajahira Valtierra/SIPSE)
Compartir en Facebook Cancún se convirtió en Tierra Santa (video)Compartir en Twiiter Cancún se convirtió en Tierra Santa (video)

 

Staff/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Este Viernes Santo, Cancún se convirtió en Tierra Santa para revivir la Pasión de Cristo en por lo menos 19 puntos de la ciudad y la zona hotelera. 

Más de 15 mil feligreses fueron testigos de la escenificación del pasaje bíblico, día en el que el Mesías fue azotado, humillado y condenado a la muerte como muestra de su amor por la humanidad. 

La Pasión inició a partir de las 8:30 horas desde la capilla La Piedad, Región 229, hasta la parroquia La Santa Cruz, en la Región 91, en dicho lugar la presencia de infantes se hizo notar, no importaba el viento que pegaba fuerte y tampoco las nubes oscuras que se formaron de pronto anunciando la lluvia que nunca llegó, la gente comenzó a salir entre las calles, para presenciar el calvario de Jesús hacia su crucifixión, representado por Brayan Velázquez Cabrera, de 17 años, quien trabaja como repartidor de comida.

También te puede interesar: Llega a su fin el vía crucis de la Catedral de Cancún

Se escenificó el momento en el que Jesús se encuentra en oración en el Huerto de los Olivos, para después aprehenderlo, Poncio Pilatos dijo que no había razón alguna para aprehenderlo, lo mismo pasó con Herodes, entonces, el pueblo gritaba, crucifícalo y se le perdonó la vida a Barrabás, un ladrón.

La entrega de este joven nazareno contagió a los presentes, a tal grado que algunas personas lloraron cuando lo vieron caer.

Dos horas más tarde la misma escena se vio en distintas parroquias, en Cristo Rey del parque de Las Palapas, la representación inició con pocos feligreses; sin embargo, a los 15 minutos la gente fue llegando para presenciar las 14 estaciones del vía crucis de Jesús, representado por Alfredo López, de 40 años, que por segunda ocasión vivió esta experiencia. 

En el parque de la Rehoyada, el vía crucis de la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, se llevó a cabo a las 10 horas, por lo menos mil 500 personas estuvieron presentes y acompañaron a Miguel Díaz Mena, de 19 años, quien revivió cada escena de la Pasión con tanta entrega que las lágrimas rodaron en más de un espectador. 

En dicho vía crucis el dolor de una madre por ver a su hijo sufrir, se vivió en carne propia, pues María, fue representada por Azucena Díaz Mena, madre de Miguel.

Con lágrimas en los ojos, contó que tres de sus hijos participaron en la Pasión de Cristo, uno como apóstol, otro como soldado y Miguel, se preparó durante dos años para vivir el dolor de Jesús.

“Como madre he sacado adelante a mi hijo y me ha costado mucho, porque he sido también madre soltera, vivir la experiencia como María es un gran honor, mi hijo es un buen muchacho y si Dios me lo dejó, fue para que le sirva a Dios”, dijo llorando.

En la parroquia de la Sagrada Familia, ubicada en la Supermanzana 30, feligreses acompañaron a la procesión de la cruz escoltada por monaguillos y el sacerdote.

Al mediodía, la representación en la Catedral Santísima Trinidad, se llevó a cabo sin contratiempos, el acto se desarrolló ante más de 800 personas, a Jesucristo se le veía cansado, los rayos del sol atravesaban la piel, la gente buscaba resguardarse entre las sombras de los árboles durante el recorrido.  

Niños y adultos estaban atentos a cada estación, en la que Jesús caminaba cargando la cruz mientras era azotado, las fotos por celular e incluso “selfies” no pasaron desapercibidas, tampoco los vendedores ambulantes, quienes ofrecías bebidas refrescantes hasta salbutes y empanadas.

El apostolado de la Tribu de Judá, revivió la Pasión de Jesucristo en Playa Delfines, representado por séptima ocasión por Ricardo Ruvalcaba Maya, en un escenario que lo hizo simbólico, pues lo rodeaba la arena blanca y el mar azul turquesa transportando a la gente a otra dimensión.

La participación de tres sacerdotes en este vía crucis fue muy emotivo, porque vivieron, sintieron el dolor de Jesús, uno como cirineo (quien ayuda a Jesús a cargar la cruz), otro como el apóstol, Pedro quien niega tres veces a Jesús, y el último representó a José de Arimatea, dueño del sepulcro donde enterraron a Jesús.

Una escena que desgarró las almas fue cuando Jesucristo gritó ¡Perdónales porque no saben lo que hacen!, y volteó al cielo en Playa Delfines… ¡Dios mío, Dios mío por qué me has abandonado!, y la gente permaneció en silencio, para entonces las autoridades calcularon más de cinco mil espectadores… y dijo sus últimas siete palabras: “Padre en tus manos encomiendo mi espíritu”.

En la escenificación en Playa Delfines participaron este año 250 personas, se prevé que para el 2017 se inscriban 450 actores.

(Fotos: Yajahira Valtierra/SIPSE)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios