21 de Abril de 2018

Chetumal

Podrían frenar la extinción del caracol chivita

Se abre una posibilidad de aprovechamiento sustentable.

Resultaría ser el detonante económico de varias poblaciones rurales. (Javier Ortiz/ SIPSE)
Resultaría ser el detonante económico de varias poblaciones rurales. (Javier Ortiz/ SIPSE)
Compartir en Facebook Podrían frenar la extinción del caracol chivitaCompartir en Twiiter Podrían frenar la extinción del caracol chivita

Javier Ortiz/ SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- La reproducción del caracol chivita en cautiverio podrá ser factible con el plan de manejo que elaboró El Colegio de la Frontera Sur, lo que resultaría ser el detonante económico de varias poblaciones rurales del municipio de Bacalar y al mismo tiempo, el freno necesario para su extracción furtiva de la Laguna de los Siete Colores.

Manuel Alfredo Chí López, director de Ecología y Medio Ambiente Municipal, afirmó que dicho documento fue elaborado por investigadores de Ecosur y su aplicación podría frenar la extinción del molusco, del que está siendo objeto dentro del cuerpo lagunar, su área de reproducción, desde hace varios años.

También te puede interesar: Herbicidas orgánicos contrarrestarían el 'ataque' del Dragón Amarillo​

Recordó que hace algunos años planteó esta alternativa al Doctor Alberto de Jesús Navarrete, investigador titular del Departamento de Ecología y Sistemática Acuática del Colegio de la Frontera Sur (Ecosur), quien ha realizado estudios sobre la disminución poblacional de esta especie en la laguna de Bacalar.

“En base al estudio que realizó el especialista, salió favorable y ya cuenta con un Manual de Manejo del Caracol Chivita, lo que sería un detonante para la economía de las personas que formen sus cooperativas”, dijo el funcionario, tras indicar que con este proyecto, se estaría invitando a las personas que viven de la venta del caracol chivita, que se acerquen para integrar un padrón y gestionarles que una consultora les elabore un proyecto de acuacultura.

De esta manera, podrán realizar su actividad en forma sin necesidad de depredar las especies que habitan en el lecho lagunar, permitiendo con ello que continúen su ciclo biológico y que ellos eviten sanciones por la extracción furtiva de esta especie en peligro de extinción dentro de la Laguna de Bacalar.

Parcial o temporal

Subrayó que no cuentan con una veda parcial o temporal, ya que no cuentan con una ley dentro de la normatividad federal o estatal que pueda aplicar la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca); sin embargo, para su protección continuarán monitoreando para detectar depredadores furtivos.

A principios de este año, el propio investigador dio a conocer sobre los resultados de un estudio de biomasa practicados a la especie en la laguna de Bacalar en 2014 y la densidad de caracoles encontrada entonces fue de 1.3 organismos por metro cuadrado en la zona céntrica, no así en la zona norte de la propia laguna, donde apenas alcanzó .05.

Capacidades reproductivas

Fue entonces que Ecosur propuso una veda de 10 años, considerando las capacidades reproductivas de la especie y su baja densidad.

Los resultados del estudio colocaron al caracol chivita como una especie amenazada, pero no han llamado la atención de organismos ambientalistas, si bien hoy se abre una posibilidad de aprovechamiento sustentable.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios