21 de Enero de 2018

Chetumal

Enfermos mentales, sin atención en las cárceles de Q. Roo

En el Cereso de Chetumal inició la construcción de un área de celdas nuevas.

Las cárceles del Estado reciben una muy baja calificación. (Foto. Redacción)
Las cárceles del Estado reciben una muy baja calificación. (Foto. Redacción)
Compartir en Facebook Enfermos mentales, sin atención en las cárceles de Q. RooCompartir en Twiiter Enfermos mentales, sin atención en las cárceles de Q. Roo

Ángel Castilla/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Al menos ocho internos del Centro de Reinserción Social (Cereso) de Chetumal y cinco en el Centro de Reinserción Social Benito Juárez, de Cancún, se encuentran atrapados, no sólo por los barrotes de la prisión, sino también por sus problemas mentales.

Ante la falta de un servicio médico profesional en esta rama, el presidente de la Comisión de Derechos Humanos en el Estado de Quintana Roo (Cdheqroo), Harley Sosa Guillén, consideró que se violentan sus garantían individuales.

También te puede interesar: Cárcel de Cozumel, 'sufre' sobrepoblación de reclusos

En el Cereso de Chetumal se inició la construcción de un área de celdas nuevas para las personas inimputables (eximida de responsabilidad penal) a fin de que estén “seguras” y evitar que se autolesionen con barrotes de las celdas habituales. Sin embargo, aún no han sido transferidos a esta nueva zona porque no se ha concluido.

Alejandro Baeza Ruiz, presidente del Colegio de Psicólogos en Quintana Roo, expuso que los inimputables encarcelados son personas con alguna enfermedad mental aguda o grave y por no tener una institución que permita llevar a cabo la recuperación o tratamiento, normalmente los recluyen en las cárceles tras haber cometido algún delito, aún cuando no son conscientes de sus actos.

Además, reveló que en la entidad no hay un hospital psiquiátrico que garantice la atención a las personas con trastornos mentales. “La convivencia que hay en las cárceles no es lo más adecuado (para los enfermos) y no se puede asegurar su recuperación porque cada caso es muy particular y las condiciones de un Cereso no son las adecuadas para tratar a una persona con algún tipo de enfermedad mental”, añadió.

Subrayó que no existe convenio con ninguna institución, ni la Cdheqroo, para atender a los enfermos mentales en las cárceles.
“Ninguna administración ha presentado interés para tratar los problemas de salud mental. Uno de los grandes temas pendientes en la agenda de las autoridades gubernamentales es la construcción de un hospital psiquiátrico”.

Calificación baja 

En 2015, el Sistema Nacional Penitenciario informó que en las cárceles del estado había 13 personas recluidas, dos de ellas mujeres, por delitos del fuero común con la designación de inimputables. No hubo registro en ese año de alguna persona con trastornos mentales por delitos del fuero federal.

De acuerdo con el Diagnóstico Penitenciario 2015 de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), las cárceles del Estado obtuvieron la segunda calificación más baja, 4.43 puntos, sólo 0.32 puntos arriba de Nayarit, que alcanzó la más baja en todo el país, con 4.11.

El diagnóstico califica que los internos tengan una estancia digna, condiciones de gobernabilidad, reinserción social del interno y grupos con requerimientos específicos. La cárcel de Cancún logró calificación de 4.38; la de Chetumal 4.53 y la de Playa del Carmen 4.38, es decir, sólo el Cereso de Chetumal alcanzó luz ámbar precisamente en grupos de internos con requerimientos específicos. El resto, resultó en rojo, incluso en el penal de la capital.

La puntuación del estado de Quintana Roo en los últimos años ha sido en 2011 de 5.44; en el 2012, 4.89; en el 2013, 4.04; en el 2014,  3.66 y en el 2015 la puntuación fue de 4.43.

Ese mismo año la CNDH se pronunció a favor de las personas con discapacidad psicosocial y los inimputables, quienes requieren atención especializada acorde a sus características específicas, que favorezcan los ajustes normativos de operación e infraestructura que permitan alcanzar un nivel óptimo de funcionamiento y de disminución de sus limitaciones en la vida cotidiana, evitando su discriminación y vulnerabilidad, situación que no se cumple en Quintana Roo..

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios