23 de Septiembre de 2018

Opinión QRoo

Carlos Joaquín ante el Congreso

La entrega del primer informe del gobernador al Poder Legislativo, concentró dos clases políticas.

Compartir en Facebook Carlos Joaquín ante el CongresoCompartir en Twiiter Carlos Joaquín ante el Congreso

Histórica en cada evolución, la entrega del primer informe del gobernador Carlos Joaquín González al Poder Legislativo –dominado por sus aliados pavorreales del PAN y PRD– concentró dos clases políticas en un recinto donde no se ha diluido el aroma del priismo que inventó la política en nuestra selvática espesura caribeña.

Los priistas de casa replegados estratégicamente contemplaron a los triunfales panistas de alcurnia: el ex presidente Felipe Calderón Hinojosa y su esposa Margarita Zavala, aspirante a la candidatura presidencial. A unos pasos fue instalado el dirigente nacional del blanquiazul, Ricardo Anaya Cortés, quien también pretende habitar en Los Pinos.

El aplastante predominio de priistas se manifestó con su nuevo atuendo de oposición condenada a los infiernos por su exgobernador Roberto Borge Angulo, quien soporta su propio infierno en una cárcel panameña y cuyo antecesor, el cozumeleño Félix González Canto, prefirió obsequiar su ausencia.

Otro gran ausente: el ex gobernador cozumeleño Pedro Joaquín Coldwell, Secretario de Energía en el equipo del presidente Enrique Peña Nieto. Pedro Joaquín es hermano del gobernador Carlos Joaquín.

Los ex gobernadores del PRI: Jesús Martínez Ross, Miguel Borge Martín y Joaquín Hendricks Díaz atestiguaron en el recinto legislativo el ritual tantas veces recorrido por su clase política a partir de 1975. Ahora uno de sus ex correligionarios era el protagonista, instalado en la silla más poderosa de Quintana Roo por una marejada de electores que rechazaron la candidatura del priista Mauricio Góngora Escalante.

La presencia de Doña Isabel Tenorio como representante de su esposo, el ex gobernador Mario Ernesto Villanueva Madrid, siempre enciende las manifestaciones de aprecio para el hombre cuyo encierro ha sido considerado una venganza política de largo aliento. En el otro extremo del cariño se encuentra Roberto Borge, cuyas menciones y alusiones a su legado maldito fueron la columna vertebral de los discursos de Emiliano Ramos Hernández (PRD) y Mayuli Martínez Simón (PAN).

Priistas de todos los tiempos estaban presentes, como el profesor Raúl Santana Bastarrachea, uno de los hombres de confianza del Mario Villanueva, quien le entregó las riendas del PRI cuando el partidazo era imbatible. Ahí estaba Primitivo Alonso Alcocer, quien fue Presidente de la Gran Comisión del Congreso al inicio de la gestión de Mario Villanueva, a partir de 1993.

Addy Joaquín Coldwell (hermana del gobernador y ex candidata a la gubernatura postulada por la coalición PAN-Convergencia), Gustavo Ortega Joaquín (ex alcalde de Cozumel lanzado por panistas y convergentes) y Agustín Basave Benítez, ex dirigente nacional del PRD, presenciaron la ceremonia que tuvo como platillo fuerte la intervención de los diputados a nombre de sus bancadas, incluidos los solitarios Juan Carlos Pereyra Escudero (¿independiente?) y el dócil Javier Padilla Balam, de Nueva Alianza.

Carlos Mario Villanueva Tenorio (Encuentro Social) y Leslie Hendricks Rubio (PRI), hijos de los ex gobernadores priistas Mario Villanueva y Joaquín Hendricks, tuvieron las mejores intervenciones, con discursos prudentes con pinceladas críticas.

Leslie expresó ante Carlos Joaquín: “no podemos dejar de referirnos al cuestionado desempeño de algunos integrantes del gabinete, quienes con actitudes soberbias han cometido errores que han captado atención mediática nacional, dada la magnitud de declaraciones o acciones que ponen de manifiesto una total falta de conciencia social”.

“Hemos escuchado una y otra vez la constante amenaza a todos aquellos que han pertenecido a gobiernos anteriores por ese simple hecho, en muchos casos, sin hacer siquiera una evaluación objetiva de su desempeño, y se trata de manera especial a quienes toman una postura amenazante”.

Era una de las estocadas más fuertes del PRI como debutante oposición en un informe gubernamental; Raymundo King de la Rosa, coordinador de su bancada y dirigente estatal del partido, se mostraba satisfecho.

Los 11 presidentes municipales estuvieron presentes, incluso la rebelde incorregible Perla Tun Pech, alcaldesa panista de Cozumel.
La presencia del diputado federal José Luis Toledo Medina (PRI) destacó en primera fila; Chanito Toledo fue precandidato a la gubernatura y disputó la presa de poder a poder con Mauricio Góngora; también estaba la diputada federal chetumaleña Arlet Mólgora Glover, derrotada por Luis Torres Llanes en la batalla por la alcaldía capitalina de Othón P. Blanco.

Otra dama vestida de rojo estaba presente, lejos de la primera fila: la delegada del ISSSTE, Cora Amalia Castilla Madrid, quien se metió a bayoneta calada en la batalla de priistas por la candidatura suprema que dejaba vacante Roberto Borge. El director general del ISSSTE, José Reyes Baeza Terrazas, estuvo como representante del presidente Enrique Peña Nieto.

En su intervención como pieza culminante –ya era aguardado en el Centro Internacional de Negocios y Convenciones–, Carlos Joaquín expresó: “Debemos decirnos la verdad y comenzar por tener presente las dificultades que heredamos para asumir la importancia del esfuerzo constante y conjunto que estamos aplicando para hacer realidad esos sueños que nos proponemos”.

“El modelo de concentración económica en unos pocos, la corrupción hasta límites inimaginables, la elevada exclusión social, cimentado en un fuerte endeudamiento, demostró con toda su crudeza la carencia de toda sustentabilidad, destruyendo la legitimidad de las instituciones del estado y desarticulando todo tipo de legalidad y cohesión social”.

“Cambio profundo significa dejar atrás el Quintana Roo que cobijó la impunidad, a ladrones y corruptos mientras se condenaba a la miseria y a la marginalidad a cientos de miles de quintanarroenses”.

“Hemos regalado varios años al populismo, al prebendarismo y a la avaricia extrema de unos pocos”. “Yo seguiré escuchando a los ciudadanos, dialogando con ellos, sin vallas, sin intermediarios”.

“Aprendimos que podemos, que se puede vencer la inacción, la desidia, la indolencia, el autoritarismo, la impunidad y el latrocinio”, culminó el gobernador su aportación histórica en el Congreso del Estado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios