Casas abandonadas: el lugar favorito para la delincuencia en Chetumal

La gran cantidad de viviendas abandonadas en la capital del estado representa un gran peligro para la población.

|
Foto: Daniel Tejada
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Más de 230 casas abandonadas en las diferentes colonias de Chetumal, se han convertido en el refugio perfecto para delincuentes, alcohólicos, drogadictos e indigentes.

De acuerdo a la corporación policíaca municipal, la mayor cantidad de viviendas abandonadas se encuentran en la colonia Adolfo López Mateos, seguido de la colonia Jardines de Payo Obispo.

En estos lugares es donde más se cometen robos, según Osiris Ceballos, director de la Policía local. Un porcentaje significa de las detenciones que se han realizado, revela que los delincuentes usaban estas viviendas para poder acechar a sus víctimas y refugiarse una vez que cometen el atraco.

No toman en cuenta las viviendas de los fraccionamientos Las Américas y Caribe, ya que aunque han identificado más de 80 casas sin habitar, hasta el momento los vecinos no han denunciado que sean utilizadas con fines delictivos, pues la mayoría se encuentran en la periferia de esas demarcaciones.

"Halcones" se refugian en casas abandonadas

Incluso han detectado que algunas de las casas son utilizadas como puntos de venta de drogas, o funcionan como sitios de resguardo para los “halcones”.

“En algunas ocasiones grupos de indigentes que llegan como paracaidistas a estos lugares, se adueñan de la propiedad y aceptan a cooperar con la delincuencia organizada, ya sea en labores de vigilancia, etc. Son los llamados escuadrones de la muerte”, dice el director de la Policía Municipal.

Por esta razón han iniciado operativos para desalojarlos de las propiedades, aunque después de unos días vuelven a instalarse.

Piden a propietarios de las viviendas reforzar medidas de seguridad

Es por ello que exhortan a los propietarios de estos predios a tomar medidas que impidan el ingreso al interior, como tapizar puertas y ventanas, instalar protectores y mantenerlos limpios de maleza, a fin de que mejorar la visibilidad y sea más difícil para los delincuentes ocultarse en ellas.

Cargando siguiente noticia