19 de Septiembre de 2018

Chetumal

Celebran hoy a los maestros de la construcción

En algunas obras, los patrones les organizan una taquiza por ser el Día del Albañil.

Hay dos formas de trabajar en este oficio: la primera es que el albañil busque obras por su cuenta y, la segunda, que brinde sus servicios a una empresa, donde su salario es fijo y con prestaciones.   (Foto: Redacción / SIPSE)
Hay dos formas de trabajar en este oficio: la primera es que el albañil busque obras por su cuenta y, la segunda, que brinde sus servicios a una empresa, donde su salario es fijo y con prestaciones. (Foto: Redacción / SIPSE)
Compartir en Facebook Celebran hoy a los maestros de la construcciónCompartir en Twiiter Celebran hoy a los maestros de la construcción

Ángel Castilla / SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Los intensos rayos del sol, el sofocante calor y hasta la lluvia se vuelven habituales en el duro trabajo de albañil y significa empezar desde muy temprano hasta que aparezca el manto de la noche.

Hoy, miércoles 3 de mayo, los dedicados al oficio de la construcción, reforma, renovación y reparación de edificaciones celebran el Día de la Santa Cruz y el Día del Albañil.

En algunas obras, los patrones les organizan una taquiza, aunque en otras pasa completamente desapercibido, porque hay quienes prefieren menear la pala entre el cemento, polvo, cal y agua de manera independiente para obtener un ingreso mayor semanalmente, y hay quienes eligen prestar sus servicios de manera formal a una empresa, en busca de una mayor estabilidad laboral y las prestaciones sociales.

Santiago de la Cruz Reyes, quien lleva 35 años en este oficio, a sus 42 años de vida recordó que inició de ayudante, de “chalán” con un sueldo de siete pesos por día; por su capacidad y habilidad en poco tiempo llegó a ser maestro oficial, con un ingreso de 25 pesos al día.

Ahora soy maestro de obra. Gano tres mil 500 pesos semanales; siempre trabajé por mi cuenta, es la mejor manera de ganar un poco más de dinero para llevar a la familia, aunque no siempre tenemos trabajo”.

Actualmente labora en la ampliación de una casa de prestación social, con ayuda de su sobrino, José Gabriel Pech Cruz, de 21 años y con cinco años dedicado a la elaboración de mezcla y pegada de bloques con un ingreso de dos mil pesos semanales.

Luis Alberto Puc Pech y Wilberth Díaz Chí, coincidieron que es preferible laborar como empleados en una constructora, porque tienen trabajo fijo y las prestaciones que marca la ley.

Luis Alberto, tiene un ingreso de mil 600 pesos cada semana como ayudante e indicó que es mejor tener asegurado el ingreso semanal que otorga el trabajar en una empresa que estar a la espera o en busca de obra por propia cuenta.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios