Chetumal: Dan de baja a 50 “aviadores” del Congreso de Quintana Roo

Este grupo de personas le costaba al Poder Legislativo más de 6 millones de pesos al año.

|
(Daniel Tejada/SIPSE)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Un total de 50 trabajadores del Congreso de Quintana Roo fueron dados de baja porque de acuerdo con las autoridades, no se presentaban a trabajar. Este grupo de “aviadores” le costaba al Poder Legislativo más de 6 millones de pesos al año.

Gustavo Miranda García, presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso local, explicó que algunos de esos “aviadores” fueron heredados desde la XIV Legislatura, y tenían cargos duplicados de subdirectores de área y jefes de departamento.

El diputado del Partido Verde Ecologista de México afirmó que los recursos que se ahorran al prescindir de estas personas, serán destinados a ayuda social a través de la Dirección de Gestión Ciudadana, para la adquisición de ambulancias hasta la entrega de becas a jóvenes estudiantes.

De esta manera, el presupuesto de este rubro incrementará en al menos 5 millones de pesos durante su tiempo al frente de la Jugocopo; más la cantidad que se logre juntar por la subasta de dos camionetas Suburban de lujo, las cuales fueron adquiridas por la anterior legislatura.

Sobre los reclamos de un grupo de trabajadores del Congreso, respecto a que recortaron sus sueldos, Miranda García declaró que no se tocó el sueldo base ni el complemento de ningún empleado legislativo.

Sin embargo, reconoció que de manera discrecional se redujo el monto de las compensaciones de trabajadores que no se están presentando a trabajar.

“Claro que esto lo hicimos pensando en que no es justo que reciba la misma compensación el trabajador que se queda más de 14 horas al día trabajando en la oficina, que aquel que labora sólo seis desde su casa”, puntualizó el diputado.

Afirmó que uno de los temas torales es el relacionado con el capítulo 1000, que refiere a los servicios personales, luego de que a través de la Subsecretaría de Servicios Administrativos se llevó a cabo una revisión de la nómina y se detectó que había personas que cobraban un sueldo sin presentarse a sus labores.

“Lo que nos interesa es cortar esos malos manejos, lograr que esas observaciones recurrentes que ya ha tenido este Congreso en más de dos ocasiones no vuelvan a suceder, lograr que mantengamos la Ley de Disciplina Financiera y no aumentemos el capítulo 1000 en un 3% y que logramos la eficiencia que prometimos desde un inicio”, aseguró.

Cargando siguiente noticia