Chetumal: Piden comerciantes operativos de vigilancia para evitar saqueos

La Policía ha detectado 27 puntos de la ciudad que son considerados “blanco” de posibles saqueadores.
|
Los comerciantes del centro de la ciudad temen a los posibles saqueos. (Daniel Tejada/SIPSE)
Los comerciantes del centro de la ciudad temen a los posibles saqueos. (Daniel Tejada/SIPSE)

Comerciantes de la capital del estado pidieron considerar operativos especiales de vigilancia para evitar saqueos que protejan también a los pequeños negocios y no solo a las grandes cadenas.

“Ya solicitamos el apoyo al 911, pidiendo que nos digan cómo van a actuar o lo que necesitamos hacer. Cada vez escuchamos más rumores de que se van a realizar saqueos, aún y con las medidas de prevención de la Policía Cibernética. Y como las grandes tiendas están siendo vigiladas, es normal que nosotros nos convirtamos en el principal blanco de los saqueadores”, dice el dueño de un negocio de electrodomésticos de la Avenida Héroes.

También te puede interesar: Usan foto de joven músico de Veracruz en la “lista de saqueadores” de Playa del Carmen

De acuerdo con información de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, se han detectado al menos 27 puntos de la ciudad que son considerados “blanco” de posibles saqueadores, por lo que ya se trabaja en medidas de patrullaje en esas zonas.

Estas áreas son independientes a las ocho sucursales de las grandes cadenas comerciales, así como cuatro plazas comerciales (Las Américas, Bahía, Multiplaza y Capital Plaza), que durante los saqueos que ocurrieron en enero de 2017 demostraron ser el principal blanco de las personas que cometieron actos vandálicos.

Estos puntos “de riesgo” son en su mayoría zonas donde se encuentran comercios locales dedicados a la venta de artículos electrónicos, vehículos o casas de empeño.

“Sí nos han informado de esta estrategia, pero aún así no podemos evitar sentir miedo. Hace tres años, cuando los vándalos no pudieron saquear las cadenas comerciales por la llegada de la policía, vinieron a mi negocio a romper las ventanas para llevarse las pantallas que teníamos en exhibidor. Ese día, con todo y los destrozos que cometieron, perdí más de 35 mil pesos”, puntualizó el entrevistado, quien prefirió guardar el anonimato para evitar represalias.