Chetumal: Prepara Canirac la campaña nacional “Estamos Cubiertos”

El proyecto está enfocado a la reactivación económica de la industria restaurantera.

|
(Daniel Tejada/SIPSE)
(Daniel Tejada/SIPSE)

En 10 días, la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) lanzará la campaña nacional “Estamos Cubiertos”, enfocada a la reactivación económica de la industria restaurantera.

Gustavo Pech Galera, vicepresidente nacional zona sur de la Canirac informó que la campaña se centra en decir a las personas que los restaurantes son los lugares más seguros y llevan al pie de la letra el protocolo de reapertura “Mesa Segura”.

Lo que buscamos es que la gente pierda el miedo de salir a los restaurantes y acudan a disfrutar de los deliciosos platillos en los lugares de su preferencia”.

Indicó que con el color amarillo en el Semáforo Estatal de Riesgo Epidemiológico y aforo permitido del 60% en los establecimientos, la industria restaurantera prevé un aumento del 30% en las ventas.

Indicó que en Quintana Roo, “Estamos Cubiertos” se aplicará en más de 800 restaurantes afiliados a la Canirac, pero por la importancia y alcance del programa, los resultados seguramente también permean en los negocios que no pertenecen a la cámara.

“Invitar a la población a consumir en los negocios certificados, y que mantienen el cuidado de las medidas sanitarias establecidas por las autoridades de salud y propias para evitar la propagación del coronavirus”.

Pech Galera agregó que el gremio restaurantero ha sido consciente, responsable, respetuoso y altamente disciplinado para aplicar las medidas que ayuden a afrontar la pandemia, así como incentivar la recuperación económica.

“No hemos descansado, han sido meses difíciles, estresantes y angustiantes financieramente para la actividad gastronómica. Hicimos grandes esfuerzos para cumplir con todas las medidas sanitarias con el único objetivo de que el personal y nuestros clientes estén seguros”.

Añadió que para cumplir con la nueva normalidad los restauranteros pagaron capacitaciones, adquirieron termómetros, señaléticas, dispensadores, tapetes, gel, cubrebocas, caretas y modificaron los menús en versión digital.

“Los restauranteros protegen la salud de todos y gracias a todo el esfuerzo realizado, podemos asegurar que en nuestros restaurantes la gente está más segura que en las calles, en fiestas privadas, con ambulantes o comprando al clandestino”, finalizó el empresario chetumaleño.