16 de Octubre de 2018

Chetumal

Investigadores, en contra de la biopiratería

Sólo aceptan la explotación de la miel y abejas meliponas a pequeña escala.

Consiste en adueñarse de la genética de las abejas meliponas y patentar su explotación. (Joel Zamora/SIPSE)
Consiste en adueñarse de la genética de las abejas meliponas y patentar su explotación. (Joel Zamora/SIPSE)
Compartir en Facebook Investigadores, en contra de la biopirateríaCompartir en Twiiter Investigadores, en contra de la biopiratería

Ángel Castilla/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Investigadores de El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur) Chetumal a favor de la explotación de la miel y las abejas meliponas de manera racional, a pequeña escala y hacia una sustentabilidad del recurso y en contra de la biopiratería.

Rogel Villanueva Gutiérrez, investigador especialista en ecología de abejas, palinología, meliponicultura y apicultura en Ecosur, aseguró que la institución a la que representa no ha participado en la comercialización de la miel de la abeja melipona maya, entre una empresa francesa y la Fundación Melipona Maya.

También te puede interesar: Francés promueve rescate de la abeja melipona

Explicó que la biopiratería consiste en adueñarse de la genética de las abejas meliponas, patentar la explotación a grandes cantidades y gozar de sus beneficios de manera exclusiva.

“Por lo que he sabido es que la miel ya se exporta a Francia, y se trata de hacer a gran escala, pero siempre he manifestado que la explotación debe de ser a pequeña escala, está bien que haya producción pero se puede vender a nivel local, en la Península de Yucatán, y buscar un valor agregado a la producción”, dijo.

Precisó que es de suma importancia rescatar la tradicional cultura de la crianza de la abeja y lo que representa la abeja y la miel para los mayas, que desafortunadamente, con el paso de los años se ha perdido y se trabaja para rescatarla.

Villanueva Gutiérrez alertó a la población en general sobre los riesgos de la biopiratería, al considerar que la sobreexplotación terminará con las colonias nativas ubicadas en el interior de la selva, “es importante sacar material genético de la selva pero de una forma ordenada, porque corremos el riesgo de quedarnos sin árboles y sin abejas”.

Recientemente, a través de la red social Facebook, los integrantes de la Asamblea de Defensores del Territorio Maya “Múuch Xíimbal”, denunciaron que los grupos del empresario francés Stephane Palmieri y su fundación Melipona Maya quieren adueñarse de la genética de la abeja melipona Xunáan Káab y la miel que produce por las propiedades curativas, cosméticas y de nutrición que posee.

Además de querer adueñarse de todo el conocimiento tradicional asociado para patentarlo, usarlo y gozar de sus beneficios de manera exclusiva sin la obligación de compartir ni reconocer a los que por siglos han sido sus guardianes.

En Quintana Roo existen aproximadamente 600 colonias con manejo de abejas meliponas Xunáan Káab; un litro de miel puede costar hasta mil 500 pesos y cada colonia produce dos litros de miel al año.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios