15 de Agosto de 2018

Chetumal

Temor entre taxistas por hechos delictivos

Los operadores de la zona rural decidieron dejar de trabajar hasta las nueve de la noche.

Las distancias entre una comunidad y otra varían entre cinco a 80 kilómetros, lo que hace que los viajes demoren. (Carlos Castillo/SIPSE)
Las distancias entre una comunidad y otra varían entre cinco a 80 kilómetros, lo que hace que los viajes demoren. (Carlos Castillo/SIPSE)
Compartir en Facebook Temor entre taxistas por hechos delictivosCompartir en Twiiter Temor entre taxistas por hechos delictivos

Carlos Castillo/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Ante los hechos violentos suscitados con integrantes del gremio taxista, y ante el temor de ser víctimas de la delincuencia, la Delegación del Sindicato Único de Choferes de Automóviles de Alquiler (Suchaa), en la ribera del Río Hondo, decidieron reducir el horario de servicio de taxi hasta las nueve de la noche.

Brigido Cervantes, delgado del sindicato en esa zona antes los hechos que se han registrado hacia el gremio, han decidido tomar algunas medidas de precaución como el detener las labores del gremio taxista a las nueve de la noche, con la finalidad de no exponerse a ser víctima de la delincuencia.

También te puede interesar: Servicio de taxis en comunidades atraviesa por 'mala racha'

Lamentó lo ocurrido con unos de sus compañeros de 24 años que apareció muerto, en días pasados en una brecha de la comunidad de Xul-Há, por lo que, han decidido tomar este tipo de acciones, situación que no afectará al usuario, ya que a esa hora la demanda del servicio disminuye considerablemente.

Consideró que las distancias entre una comunidad y otra varían entre cinco a 80 kilómetros, lo que dice hace que los viajes demoren, y debido a la falta de señal de telefonía celular, es difícil que los taxistas se reporten cada que salgan hacia algún lugar de la zona, ya que hay lugares donde se pierde la señal completamente.

Además, señaló que en los últimos años, la presencia policíaca ha disminuido considerablemente en la ribera del Río Hondo, pues algunas casetas policiacas como la de Javier Rojo Gómez han desaparecido, y en las que están en función, nunca hay policías.

El representante de los taxistas en la ribera del Río Hondo, explicó que aunque la mayoría de gente se conocen entre sí, en la zona, existen muchas personas que llegan del vecino país de Belice, pidiendo fletes a horas de la noche a comunidades donde pasan con facilidad y es ahí donde también podrían correr riesgo los agremiados.

Hizo un llamado a las autoridades municipales, estatales y federales, para reforzar la seguridad en esta zona cañera, y mantener una presencia policíaca constante en algunos puntos que se consideran peligrosos.

Por su parte, para Domingo Alejo Mendoza, habitante de la comunidad de Pucté, el miedo de que los delincuentes actúen cuando el taxi lleva pasaje es latente, por lo que prefiere hacer los recorridos en camión de transporte público o combi, que aunque más tardado, por ahora son los más seguros.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios