16 de Octubre de 2018

Chetumal

Quintana Roo se queda sin... ¡Chile!

No existe producción en el Estado y la mayor parte proviene de Campeche y Yucatán.

Actualmente menos del 30% de invernaderos se encuentran activos. (Edgardo Rodríguez/ SIPSE)
Actualmente menos del 30% de invernaderos se encuentran activos. (Edgardo Rodríguez/ SIPSE)
Compartir en Facebook Quintana Roo se queda sin... ¡Chile!Compartir en Twiiter Quintana Roo se queda sin... ¡Chile!

Edgardo Rodríguez/ SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- El chile habanero escasea en Quintana Roo debido al término de la cosecha del primer ciclo de este año, por lo que los invernaderos sociales y regiones de siembra del centro del estado entrarán en una segunda etapa de producción.

Emilio Alamilla Miss, representante de invernaderos del municipio de Felipe Carrillo Puerto, comentó que a finales del mes de junio se terminó con el primer ciclo de cosecha de este año y actualmente ningún invernadero se encuentra cosechando ya que están apenas en etapa de resiembra.

También te puede interesar: Turistas se enfrentan a robos en Bacalar 

“Actualmente estamos vendiendo el kilogramo de habanero a 60 pesos, pues no existe producción en el estado y la mayor parte del picante que se está comercializando proviene de Campeche y Yucatán, que son los estados con producción actualmente y son los que están surtiendo a la entidad” expresó.

Abundó que actualmente se encuentran 25 invernaderos activos, aunque no están en producción del picante ya que será a finales del mes de agosto cuando estas infraestructuras comiencen a cosechar el picante y con ello puedan surtir el mercado local de la entidad, por lo que también se espera que el precio por kilogramo disminuya a menos de 45 pesos.

Un producto más orgánico

Alamilla Miss reconoció que es necesaria la participación del Gobierno Estatal y Federal, pues de un total de 125 invernaderos sociales que fueron construidos en anteriores administraciones, actualmente menos del 30% se encuentran activos y con una producción promedio de 40 toneladas por invernadero.

Aseguró que la meta para la próxima etapa de producción es de alrededor de 800 toneladas del picante, de las cuales más del 40% podría colocarse en otras entidades del país e incluso exportarse.

Recientemente los productores locales han comenzado a modificar los productos que utilizan, principalmente en el tema de la fertilización con el objetivo de tener un producto más orgánico, con ello esperan dar un valor agregado al producto y que tenga una mejor y mayor aceptación en los diversos mercados tanto nacionales como internacional.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios