25 de Septiembre de 2018

Chetumal

En esta Cuaresma ¡aguas con la ciguatoxina!

La población debe evitar el consumo de la picuda y barracuda.

Las pescaderías deberán conservar el producto con hielo y en lugares frescos para evitar enfermedades. (Ángel Castilla/SIPSE)
Las pescaderías deberán conservar el producto con hielo y en lugares frescos para evitar enfermedades. (Ángel Castilla/SIPSE)
Compartir en Facebook En esta Cuaresma ¡aguas con la ciguatoxina!Compartir en Twiiter En esta Cuaresma ¡aguas con la ciguatoxina!

Paloma Wong/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- La Dirección Contra Riesgos Sanitarios inició el operativo de cuaresma, que consiste en capacitar a comerciantes de mariscos sobre su manejo y vigilar la venta de productos marinos, particularmente las variedades susceptibles de contaminación con ciguatoxina.

Ángel Sánchez Fernández, coordinador del área en la zona sur del Estado, informó que en los primeros días del mes comenzaron con la capacitación de los comerciantes de pescados y mariscos, tanto crudos como preparados. Las pescaderías deberán conservar el producto con hielo y en lugares frescos.

También te puede interesar: Cuaresma deja 'salados' a los vendedores

La capacitación fue programada para todo el mes por la cantidad de negocios que deben abarcar, principalmente los que se ubican en los puntos turísticos como Mahahual, Calderitas, Bacalar y al interior de los mercados, por mencionar algunos. 

La ciguatoxina

Lo más importante durante esta temporada es que la población evite el consumo de la picuda y barracuda, variedad de escama que se alimenta de algas, justamente donde se encuentra la ciguatoxina, sustancia que causa intoxicación en el humano.

Esta toxina provoca síntomas como vómito, diarrea, fiebre y deshidratación en las personas que la consumen, y de no ser atendida con oportunidad, puede provocar la muerte. Sin embargo, a la fecha no hay reporte de personas intoxicadas por esta sustancia.

Sánchez Fernández exhortó a la población a revisar los productos marinos que adquieran durante la temporada para evitar enfermedades gastrointestinales.

Parte del cuidado consiste en vigilar que los ojos del pescado no estén rojos, que no se desprendan con facilidad las escamas, que tenga buen olor y evitar tenerlo a la intemperie más de dos horas.

En caso de que la población encuentre productos en mal estado, puede interponer su queja en la Dirección Contra Riesgos Sanitarios y llevar el ticket de compra, el pescado o marisco, y especificar dónde lo adquirió para que los verificadores hagan la supervisión del establecimiento.

De encontrar alguna anomalía, el negocio será suspendido y se le podrá imponer una multa que va de 50 a 500 salarios mínimos, dependiendo de la gravedad del caso.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios