|
(Octavio Martínez)
(Octavio Martínez)

Bañistas regresaron a las costas de Playa del Carmen. Esto pese al exhorto de la autoridad para mantener a la población en sus hogares como parte del semáforo naranja de la pandemia del coronavirus.

La mañana del 3 de julio en la playa Shangri-La se observó un grupo de más de 40 bañistas a quienes el personal de la dirección de Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat) sólo les exhortó a regresar a sus hogares.

Los bañistas al notar que los accesos públicos a las playas se encuentran sin las cintas amarillas de precaución comenzaron a acceder. Dicha playa se encuentra en la bajada de la avenida 38 y en las cercanías de la CTM, con una extensión costera de alrededor de 300 metros.

A su  alrededor comenzaron a funcionar algunos clubes de playa. Asimismo, de acuerdo con reportes, negocios de rentas vacaciones y hoteles comenzaron a registrar afluencia turística. 

(Octavio Martínez)

Playas de la Riviera Maya no están abiertas

Marco Antonio Loeza Pacheco, director de la Zofemat, informó que la restricción continúa por lo que exhortó a la población a no acudir a las playas y quedarse en sus hogares para detener la propagación del coronavirus.

“En Quintana Roo estamos en fase naranja, las playas no están abiertas, las playas se van a abrir hasta que estemos en semáforo amarillo, es la instrucción que tenemos por parte de las autoridades sanitarias, en la Zofemat estamos concienciando a la gente y que esto forme parte del cuidado de todas las personas y no estemos visitando las playas”, dijo Loeza Pacheco.

(Octavio Martínez)

Lamentó que tienen reportes de gente en la playa realizando actividades recreativas en los últimos días, sin embargo no pueden hacer mucho al respecto: sólo concienciarlos sobre la importancia de no acudir a dicho sitio público.

“No son muchas las personas que están asistiendo, pero se da. Sabemos perfectamente que las playas no se pueden visitar”, abundó Loeza Pacheco.

(Octavio Martínez)

 

noticias relacionadas