24 de Junio de 2018

Opinión QRoo

Cochinero de Roberto, Beto, Betito

Se van acumulando más y más transas, negocios sucios, fraudes maquinados, robos quizás y una variedad de delitos jamás cometidos, por las anteriores administraciones...

Compartir en Facebook Cochinero de Roberto, Beto, BetitoCompartir en Twiiter Cochinero de Roberto, Beto, Betito

Como muestra el botón Quintana Roo, en el corto período de haber dejado la gubernatura del Estado y el innegable cambio de poder hacia el hoy gobernador Carlos Manuel Joaquín González, se van acumulando más y más transas, negocios sucios, fraudes maquinados, robos quizás y una variedad de delitos jamás cometidos (al menos no evidentes) por las anteriores administraciones, pero ahora, por multimillonarias sumas que crecen como hongos en la selva social y que causan escozor.

Con cierto número de funcionarios, que no servidores públicos y si sátrapas que salieron enriquecidos de la anterior administración, la relación crece: Fidel Villanueva Rivero, sobre quien pesa el señalamiento de haber desviado 1,000 millones de pesos sin rendir informe sobre el uso de esos dineros; Carlos Lima Carbajal, operador electoral en el Registro Público de la propiedad, hoy Magistrado que no cumplió con su declaración 3 de 3 y en quien pesa la sospecha de complicidad en el despojo y fraude cometido en contra de empresarios y particulares que las Juntas de Conciliación y Arbitraje 1, 2 y 3 cuyos titulares fueron destituidos y sujetos a proceso, cuya intervención dudosamente pueda ser soslayada.

Eliezer Villanueva, subsecretario de Sefiplan, Secretaría de Finanzas y Planeación del anterior gobierno estatal y del anterior del anterior, quien decidía cómo y a quién se le entregaba o no sumas de dinero aprobadas por el Ejecutivo en turno; Claudia Romanillos Villanueva, ex titular del IPAE (Instituto del Patrimonio de la Administración Estatal); Fredy Marrufo Martín, ex presidente Municipal de Cozumel y hoy flamante delegado de SEDATU, entre otros que ya han sido demandados ante la Fiscalía Estatal y que en la intervención del Gobierno Federal aseguró propiedades a prestanombres y a la señora madre de Roberto Borge Angulo.

Imposible desvincular todo ´el cochinero´ que dejan los cómplices y actores del desastre económico, social, político y legal, de Roberto, Beto, Betito que en un periodo de 5 años y 7 meses haya dejado de herencia al Estado después de un gobierno donde el imperio del miedo, la represión, la falta de respeto y comunicación con los gobernados fue la patente del poder.

Quizás los comentarios y señalamientos de quienes tenemos la oportunidad de hacerlo, tiene como fondo el miedo, no a las represalias hacia nuestras personas, sino a las consecuencias que observamos sucedieron a miembros de la sociedad quintanarroenses, en particular a nuestros hijos como trabajadores de los municipios y gobierno estatal.

El desenlace y la forma en que procedan legalmente las autoridades estatales y municipales en lo que resta de las respectivas administraciones, los gobernados, no por aquellos triunfalistas voraces de los partidos políticos que se asumen ganadores de la elección pasada sin serlo, si no, al Gobernador actual en quien se depositó la fe del ciudadano y que al parecer, cada día da más pasos firmes hacia su consolidación y..¡ AL TIEMPO!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios