16 de Diciembre de 2017

Quintana Roo

Comunidades amenazan con hacer justicia por su propia mano

Tomarán acciones similares a las de Carlos A. Madrazo donde lincharon a un presunto ladrón.

Algunas comunidades  del sur de Quintana Roo carecen de una partida policial. (Edgardo Rodríguez/SIPSE)
Algunas comunidades del sur de Quintana Roo carecen de una partida policial. (Edgardo Rodríguez/SIPSE)
Compartir en Facebook Comunidades amenazan con hacer justicia por su propia mano Compartir en Twiiter Comunidades amenazan con hacer justicia por su propia mano

Edgardo Rodríguez/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Las comunidades de Rovirosa, Francisco Botes, Pucté y Cacao, en la ribera del río Hondo, tomarán acciones similares a las asumidas por la población de Carlos A. Madrazo, en donde murió linchado un presunto delincuente, como respuesta al abandono de las autoridades policiales.

De acuerdo con los comisariados ejidales y habitantes de las comunidades mencionadas, cotidianamente se registran por lo menos tres robos en cada comunidad y aunque solicitan el apoyo de la Policía vía la línea de Emergencias 066, el personal de la policiaco nunca llega a tiempo para atender las situaciones o simplemente no se traslada a las comunidades.

Martín Castillo Sánchez, comisario ejidal de Pucté, aseguró que desde hace varios meses se solicitó a las autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública y a la Policía Judicial que reforzarán la vigilancia en la zona para disminuir el índice delictivo. Sin embargo esto no ocurrió y los habitantes ribereños ya están cansados de tal situación.

También te puede interesar: Linchan a un hombre por presunto robo

Quejas por falta de vigilancia 

“Desde hace meses se ha solicitado a las autoridades que nos apoyen con la vigilancia y lejos del apoyo, nos retiraron las partidas policiales que habían en la ribera del río Hondo y aquí en Botes se levantó el retén policiaco que estaba a la entrada de la localidad, por esta razón los habitantes nos sentimos olvidados de las autoridades y ahora integraremos policías rurales para vigilar nuestros hogares “, afirmó Anastasio Quetz Bakaab, comisariado ejidal de Francisco Botes.

Por su parte, Teresa García Lozano, delegada de la comunidad de Esteban B. Calderón, reveló que la comunidad es una de las más lejanas de la ribera del río Hondo y desde hace varios años carecen de una partida policial, pues el apoyo de vigilancia era brindado por la base que se ubicaba en la comunidad de La Unión, a 15 kilómetros del poblado, aunque actualmente este destacamento ya no se encuentra en la región.

Los entrevistados mencionaron que debido los actos suscitados durante la noche de este jueves en la comunidad de Carlos A. Madrazo se pudieron evitar, si las autoridades hubieran puesto atención en la región, pero debido a la falta de interés revelaron que estas actitudes podrían reproducirse en las 18 comunidades que conforman la ribera del río Hondo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios