22 de Septiembre de 2018

Chetumal

Confían apicultores en la floración

Las precipitaciones pluviales de la última semana hacen que los productores de miel vuelvan a tener esperanza en una temporada mejo.

El exceso de agua que se registró a mediados de mayo y durante junio, así como la prolongada sequía de julio, agosto y septiembre, alejó a las abejas de los apiarios y generaron que no hubiera floración. (Javier Ortiz/SIPSE)
El exceso de agua que se registró a mediados de mayo y durante junio, así como la prolongada sequía de julio, agosto y septiembre, alejó a las abejas de los apiarios y generaron que no hubiera floración. (Javier Ortiz/SIPSE)
Compartir en Facebook Confían apicultores en la floraciónCompartir en Twiiter Confían apicultores en la floración

Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- Apicultores del décimo municipio han fincado sus esperanzas en la floración que pueden traer consigo las pasadas lluvias para mejorar la producción en las colmenas, tras el duro revés que sufrieron desde finales del año pasado, por la intensa sequía y posterior abundancia de agua que perjudicó la floración que requieren las abejas para producir miel.

Jerónimo Chí Caamal, apicultor de la comunidad de Buena Esperanza, señaló que tras el año catastrófico que sufrieron la cosecha pasada, los productores de esa zona tienen fincadas sus esperanzas en la floración que puedan traer consigo las pasadas lluvias, que ayuden a que las abejas produzcan mayor cantidad del producto en las colmenas.

Recordó que la abundancia de agua que se registró a mediados de mayo pasado y durante todo el mes de junio, así como la prolongada sequía que sufrió el campo bacalarense los meses de julio, agosto y septiembre alejó a las abejas de los apiarios ante la escasa floración, lo que dejó una pobre producción en las colmenas.

Indicó que en su comunidad son 60 apicultores los que se dedican a la actividad, con un total de 500 colmenas, quienes durante esos meses lucharon por mantener a las abejas dentro de los apiarios con pequeñas dosis de jarabe de azúcar.

La sequía mencionada, además de perjudicar la actividad agrícola, ocasionó el desplome de la actividad apícola en un 90% en Bacalar, uno de los municipios con mayor producción de miel y número de colmenas, las cuales superan los seis mil.

Con las lluvias de la última semana la esperanza volvió para los productores apícolas, que se han dedicado a limpiar el área donde se ubican sus colmenas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios