18 de Septiembre de 2018

Chetumal

Jesús no tiene hogar o familia, pero sí discapacidad, conócelo

Recorre las calles e instancias gubernamentales en busca de algún apoyo.

'No tengo nada, un sacerdote me ha ayudado, si algún amigo puede ayudarme se lo agradezco', dijo Jesús de 53 años de edad. (Enrique Mena/SIPSE)
'No tengo nada, un sacerdote me ha ayudado, si algún amigo puede ayudarme se lo agradezco', dijo Jesús de 53 años de edad. (Enrique Mena/SIPSE)
Compartir en Facebook Jesús no tiene hogar o familia, pero sí discapacidad, conóceloCompartir en Twiiter Jesús no tiene hogar o familia, pero sí discapacidad, conócelo

Enrique Mena/SIPSE
CHETUMAL.- Sin trabajo, alimento, familia y con gangrena en un pie, "don" Jesús con 53 años sobrevive únicamente con la venta de chicles y sin apoyo de alguna autoridad federal, estatal o municipal.

Jesús José Quiñones, es una de las 40 mil personas con discapacidad que viven en Quintana Roo, según las estadísticas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Su jornada laboral inicia a las 8:00 de la mañana frente al banco Santander de la colonia centro, sobre la avenida Álvaro Obregón, duerme donde le caiga la noche, siempre y cuando le permitan dormir, en un parque, banqueta o calle.

También te puede interesar: Daños en la estructura del Obelisco frenan su mantenimiento

Anda en silla de ruedas con sombrilla adaptada, para protegerse de las inclemencias del sol, necesita otra porque la suya se rompió, aun así se levanta todos los días para ir a su jornada laboral, de lo contrario no tendrá recursos para un “bocado”.

Se le han agotado los insumos para su venta, actualmente recorre las calles e instancias gubernamentales, en busca de quién le coopere con alimento, le dé posada, alguna colchoneta, o algunos pesos para reabastecerse, se le dificulta el andar por la gangrena que le carcome el tobillo izquierdo, herida que no sana a causa de la diabetes que padece.

“Desde hace cuatro mes que dejó de darme ayuda un amigo servidor público, eran 500 pesos y una despensa al mes, mi silla de ruedas apenas me sostiene porque se está rompiendo, no tengo ropa, no tengo nada, un sacerdote me ha ayudado, si algún amigo puede ayudarme se lo agradezco”.

Últimamente, una mujer policía lo deja dormir en el parque Los Caimanes, incluso le dice que en caso de que lo quieran asaltar o lastimar, lo protegerá. Renta a duras penas un pequeño cuarto en la colonia Centro pero la distancia le impide llegar la mayor parte del tiempo, en 13 días vence su renta.

Un documento con fecha de 10 de enero de 2018, con sello de los Servicios Estatales de Salud, refiere que se trata de Jesús José Quiñones, de 53 años de edad, con número de expediente 93986, portador de úlcera en pierna izquierda que ha sido injertada y cuya evolución ha sido tórpida, controlado en esa fecha en la consulta externa de cirugía general, con curaciones frecuentes en el Hospital General de Chetumal.

También forma parte de las 18 mil personas con discapacidad en Quintana Roo con limitación para moverse.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios