11 de Diciembre de 2017

Riviera Maya

La isla Cozumel, santuario del Charrán Mínimo

Cozumel Birding Club ha detectado a este pájaro en por lo menos cinco puntos de la zona.

El club de observadores de aves Cozumel Birding Club ha detectado nidos. (Gustavo Villegas/ SIPSE)
El club de observadores de aves Cozumel Birding Club ha detectado nidos. (Gustavo Villegas/ SIPSE)
Compartir en Facebook La isla Cozumel, santuario del Charrán MínimoCompartir en Twiiter La isla Cozumel, santuario del Charrán Mínimo

Gustavo Villegas/ SIPSE
COZUMEL, Q. Roo.- Las playas de la isla Cozumel, santuario de las tortugas marinas, son también refugio para un ave especial y al igual que los quelonios en peligro de extinción. Se trata del Charrán Mínimo, ave que es capaz de atacar a seres vivos de mucho mayor tamaño para proteger sus nidos que fabrica en las playas. 

De acuerdo a la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, esta ave es clasificada en el esquema de “protección especial”. El biólogo Ángel Rafael Chacón Díaz destacó que este organismo y las tortugas marinas tienen en común el anidar en el mismo sitio en el que nacieron.

También te puede interesar: Arranca el monitoreo satelital de las tortugas marinas en Q. Roo

Miembros del Cozumel Birding Club han detectado a este pájaro en por lo menos cinco puntos importantes de anidación de esta ave que viaja desde la zona norte del continente para depositar su huevos por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) implementaran este año nuevas estrategias para su protección.

Migración

Rafael Cachón explicó el pájaro marino cuyo nombre científico es Sternula antillarum tiene apenas 24 centímetros como máximo de largo mientras que la envergadura de sus alas alcanza los 50 centímetros con un peso de 54 gramos.

Así de frágil en temporada de invierno se desplaza desde américa del norte hacia las aguas tropicales donde sitios como Cozumel le brinda refugio y pueden llegar hasta Brasil. Es capaz de atacar a los intrusos que se acercan a sus nidos, incluyendo la hombre, con vuelos rasantes y graznidos.

Por su parte Cristopher González Baca, representante de la Conanp habló de que entre los meses de mayo a junio es la temporada de anidación en lechos de gravilla muy cerca de la costa donde sus huevos se confunden con este para evitar ser presa de los depredadores.

Entre los meses de mayo a junio es la temporada de anidación en lechos de gravilla.

Según información obtenida de la Guía Audubon de Aves de América del Norte están en peligro de extinción por la presencia del hombre en las áreas de nidificación donde tienen que competir por el uso de las playas.

El club de observadores de aves Cozumel Birding Club ha detectado nidos de Charrán en Punta Morena, Punta Chiqueros, Playa Santa Cecilia (Mezcalitos), Playa Lirios, la zona conocida como Ixpalbarco y Punta Sur.

Durante la época de anidación los huevos están desprovistos de protección alguna sobre las rocas o arena, lo que las hace altamente vulnerables a la actividad humana, sobre todo en la zona oriental de la isla donde se localizan los mejores balnearios de este destino turístico a que cada año arriba 3.5 millones de turistas.

Estado de conservación

Cristopher González destacó que de ahí la importancia de mantener en buen estado de conservación el Área de Protección de Flora y Fauna de la ínsula pues al hacer esto se brinda una protección sombrilla pues no solo se cuida del Charrán sino de otras especies.

En la zona de Ixpalbarco, recientemente decretada área protegida, es común la introducción de vehículos y caballos a los arenales con lo que se eleva el riesgo de la destrucción de sus nidos y por ende de la permanencia de esta especie no solo en el planeta tierra sino en todo el universo. Este año se adoptará una estrategia de señalización y vigilancia en el área.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios