12 de Diciembre de 2017

Quintana Roo

Crece violencia contra las mujeres en Q. Roo

La incidencia que más sufren es la emocional, seguida de la económica y la física.

Instituciones reportan que casi a diario reciben a mujeres violentadas, agredidas física o sexualmente. (Israel Leal/SIPSE)
Instituciones reportan que casi a diario reciben a mujeres violentadas, agredidas física o sexualmente. (Israel Leal/SIPSE)
Compartir en Facebook Crece violencia contra las mujeres en Q. RooCompartir en Twiiter Crece violencia contra las mujeres en Q. Roo

Susana Mariscal/SIPSE (Primera Parte)
CANCÚN, Q. Roo.- La cifra de 4.6% podría considerarse no preocupante o pequeña, pero se trata de la tasa de homicidios de mujeres en Quintana Roo por arriba de la media nacional (4.2%), es el porcentaje por cada 100 mil mujeres, según estadísticas de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (Endireh) 2011. También estas estadísticas reportan que el 34.7% de mujeres de 15 años y más, casadas o unidas, sufrió al menos un incidente de violencia por su pareja, la más fuerte que señalaron es la emocional, un 26.3%, seguida de la económica que es del 19.8% y en tercer sitio la física con 11.2% y sólo el 4.5% de las mujeres en esta entidad reportó violencia sexual.

La lista de cifras que tienen las instituciones públicas y organismos de atención a la mujer, son muy variados más de mil en el Instituto Municipal de la Mujer, alrededor de 500 en la Fiscalía de Delitos Sexuales, mientras que la Fiscalía Especializada para la Atención a la Mujer reporta más de 400 entre violencia familiar e incumplimiento en las Obligaciones de Asistencia Familiar, pero esos números son sólo una parte del problema, pues hay más que se desconocen.

Personal de algunas de las instituciones refieren que casi a diario llegan las mujeres violentadas, agredidas física o sexualmente, que son abandonadas o sacadas de sus casas por sus parejas, con quienes ya tienen años de estar viviendo bajo ese esquema de maltrato, humillación y dolor. Inclusive apuntan que hay mujeres que trabajan allí que pasan por situaciones similares, pero es algo que sólo se sabe de escritorio a escritorio.

Mujeres que ellas mismas se violentan cuando intentan atentar contra sus vidas, cansadas de lo que han vivido, cuyo dolor se incrementa cuando se dan cuenta que sus hijos sufren las consecuencias de esa agresión y ya no quieren vivir o también fueron víctimas de alguna agresión sexual por parte de sus parejas o de algún familiar o conocido de la casa, de lo cual no se percataron por estar inmersas en su problemática de violencia.

El Sistema de Indicadores de Género del Instituto Nacional de las Mujeres (Sig-Inmujeres) refiere que los cuestionarios usados para mujeres casadas o unidas, contiene un apartado llamado Tensiones y Conflictos para analizar las formas en que las parejas resuelven sus conflictos y saber cómo reaccionan cada uno ante situaciones de enojo, ya sea que se dejan de hablar, discuten o llegan a los golpes.

De las mujeres encuestadas, un grupo declaró que sus parejas las ofenden, insultan, empujan o jalonean, y amenazan con golpes o abandono o sí llegan a la agresión física; sin embargo, en la sección que refiere directamente a la Violencia de Pareja, no declaran padecer agresiones por parte de su cónyuge.

Con ello alrededor de 1.5% de mujeres casadas o unidas que no se habían catalogado como mujeres agredidas por su pareja a lo largo de su relación, se ubicó dentro de la condición de mujeres violentadas por su pareja, tanto a lo largo de su relación o último año previo a la encuesta; que se suma al 5% de mujeres que sí se tienen catalogadas como violentadas, pero que no declaran agresiones en los últimos 12 meses.

Las estadísticas de la Fiscalía Especializada para la Atención a la Mujer del 2011 reportaron un total de 564 casos, de los cuales 276 son por violencia familiar denunciadas por mujeres y 12 por menores, el resto, 205,  son los Incumplimientos de Obligaciones de Asistencia Familiar (IOAF). En el 2012 las cifras hasta el mes de septiembre son de 295 por violencia familiar, 280 mujeres y el resto menores, y por IOAF son 131; en este año son 401 los trámites que se han gestionado hasta el mes de septiembre, cifra por debajo de la mitad de los casos que tiene el IQM de marzo a noviembre que son de mil 10 mujeres, lo que significa que no todas llegan a interponer una denuncia.

La Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos contra la Libertad Sexual y su Normal Desarrollo y contra la Moral Pública reporta que en el 2011 fueron 495 en total (hombres y mujeres) y la gran mayoría son de mujeres, adolescentes y niñas; la titular de esta instancia, Ingrid Alejandrina Flores Arjona, indicó que hay un incremento en los índices de violencia sexual en mujeres mayores de 18 años, adolescentes y niñas, ya se rebasó la cifra de las denuncias del año anterior, son 527 en general y aún no concluye el año. Hasta el mes de octubre, 220 mujeres mayores de 18 fueron víctimas de un delito sexual, 74 adolescentes y 193 niñas de cero a 14 años. Mientras que en hombres mayores de 18 años, adolescentes y niños son un total de 37 denuncias.

Añadió que esto no es porque hayan incrementado el número de delitos sexuales cometidos, sino que esto representa que hay una mayor conciencia en las víctimas por denunciar y aunque desistan o abandonen el caso, es un delito que se persigue de oficio; sin embargo, el 80% de las víctimas sí tiene interés en su caso. Los delitos sexuales con mayor incidencia son las violaciones y abusos sexuales.

La violencia a la mujer no sólo se produce en el ámbito familiar, sino también en lo laboral, una referencia de ello, son los números que tiene el Endireh 2006. En Quintana Roo el porcentaje de mujeres ocupadas que no recibe remuneración es de 8.3% de las 652 mil 358 que conforman la población femenina y sólo el 2.9%  de las mujeres de 14 años y más se desempeñan como empleadoras.


Mientras que por cada 100 mujeres de 60 años y más, el 7.1 de cada 100 mujeres forma parte de la tasa de jubilación, una cifra en la que se está debajo de la media. La violencia en la mujer también se refleja en las estadísticas de matrimonios y divorcios del 2011, el porcentaje de los divorcios judiciales solicitados por la mujer es de 9.4.

(Edición: Florencio Sabido)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios