15 de Octubre de 2018

Chetumal

Creyentes católicos demuestran su fervor a San Judas Tadeo

Las personas que llegaron desde temprano tuvieron que esperar a que pasara la lluvia.

Suspenden la peregrinación debido a los chubascos. (Harold Alcocer/SIPSE)
Suspenden la peregrinación debido a los chubascos. (Harold Alcocer/SIPSE)
Compartir en Facebook Creyentes católicos demuestran su fervor a San Judas TadeoCompartir en Twiiter Creyentes católicos demuestran su fervor a San Judas Tadeo

Paloma Wong/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Ni el clima nublado y fresco pudo evitar que decenas de creyentes católicos arribaran ayer por la tarde a la Explanada del Obelisco, en el Parque del Bicentenario, para participar en la misa de acción de gracias en honor a San Judas Tadeo.

Aunque la peregrinación del santo patrono se suspendió, la celebración litúrgica sólo se retrasó por unos minutos en tanto dejaba de llover. 

Suspenden peregrinación

La cita fue a las 3:30 de la tarde, hora en que la peregrinación por la Bahía inició en Villas Manatí hasta el muelle fiscal, donde el párroco, los acólitos y pastores acompañaron a la imagen de San Judas Tadeo en el Pontón Chetumal. Al llegar al muelle fiscal, una camioneta tuvo que auxiliar a quienes cargaban al santo, pues se aproximaba un chubasco, suspendiendo así la peregrinación a pie. 

Las personas que llegaron desde temprano tuvieron que aguardar, pues el Legionario de Cristo y párroco de la iglesia de Nuestra Señora de María Auxiliadora, Javier Orozco Camarena, decidió esperar a que la lluvia cesara para dar inicio a la celebración litúrgica. 

Realizan misa de acción de gracias                

La misa de acción de gracias comenzó minutos después de 16 horasd, y a la mitad de la ceremonia ya habían 300 personas entre niños, jóvenes y adultos que acudieron en agradecimiento del santo milagroso. 

Durante la homilía, el sacerdote dijo sentirse alegre por la celebración litúrgica, pues a pesar de los embates, Dios le dio energía y paciencia para agradecer un año más del logro que se obtuvo luego del paso del huracán Mich, en octubre de 1998.   

Orozco Camarena explicó que Dios espera la conversión de los hombres, es decir “si no hay una conversión, un arrepentimiento o una rectificación en la vida ciudadana, que Dios nos agarre confesados”. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios