16 de Noviembre de 2018

Escena

“Red Sparrow”, una película entretenida

El director abusa de las escenas fuertes, aprovechando su clasificación “C”.

Una película de suspenso aceptable, pero que recicla demasiados filmes anteriores para ser novedosa. (Contexto/Internet)
Una película de suspenso aceptable, pero que recicla demasiados filmes anteriores para ser novedosa. (Contexto/Internet)
Compartir en Facebook “Red Sparrow”,  una película entretenidaCompartir en Twiiter “Red Sparrow”,  una película entretenida

Por Rafael R. Deustúa

 Hay tipos que son unos genios creando supuestos trailers de futuras películas -que ellos quisieran ver- y los suben a las redes. Son tan buenos reciclando imágenes de filmes anteriores y editandolas que a veces cuesta trabajo creer que el filme anunciado no existe. Algunos de esos trailers son mejores que el montaje que Francis Lawrence crea en “Operación Red Sparrow”.

 Luego de ver su carrera como prima ballerina truncada por un accidente, Dominika es engañada y chantajeada por un tío suyo -alto mando de la agencia de espionaje rusa- para entrar al servicio de su país y así pagar el médico que su madre necesita. Ella deberá sobrevivir todo tipo de abusos sexuales y tortura para endurecerse lo suficiente para ser una espía.

También te puede interesar: Taller de cine para niños, un evento muy interesante

 Aunque está basada en la novela de Jason Matthews, que se dice ex-agente de la CIA, el argumento de la película dista de ser original, al menos no cómo son las historias de John LeCarré o Robert Ludlum. La historia es una colección de clichés del género desde el agente reclutado contra su voluntad, el “soplón de oro” que todos buscan y la mujer fatal capaz de seducir a un pingüino. Un problema de la película, y que provoca la idea de ser una mezcla de otros filmes, son los detalles contradictorios. Al principio situamos la acción en los dosmiles por los celulares que vemos, pero más adelante entregan información en un disco floppy, que ya eran incompatibles con las PC en los noventa. La ambientación general también es más cercana a la guerra fría de los ochenta... es difícil decir si eran ideas del libreto o el director, o se deben a algún cambio drástico de idea durante el rodaje.

 La dirección tiene algunos buenos momentos pero construye demasiado alrededor de Jennifer Lawrence, pero no tanto alrededor de su actuación como de su cuerpo. Una cosa es que ella interprete a una mujer sexualizada y otra que sexualicen a su personaje. El director abusa de las escenas fuertes, aprovechando su clasificación “C”, tanto en tortura como en sexo, al estilo de como se ha visto en series recientes como “Juego de Tronos”,

 Jennifer Lawrence se queda corta en su interpretación, o al menos es difícil leer a su personaje, siempre impasible... quizá quería darle un aire inteligente o fuerte con esa seriedad, pero no le funciona. Joel Edgerton hace lo que puede con su rol, al igual que Jeremy Irons, Charlotte Rampling, Matthias Schoenaerts y Ciaran Hinds, es Mary Louise Parker quién se luce con su breve papel.

 La cinta no es mala, tiene un promedio superior a la media, pero recuerda demasiado a tantas otras películas (“La femme Nikita”, “Atómica”, “El espía que vino del frío”) buenas que uno la pasa pensando en que sería mejor ver las otras.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios