23 de Septiembre de 2018

'Mi nueva yo', una película amena y agradable

Chistes demasiado estudiados en una situación inverosímil quitan espontaneidad a la película.

La directora pone todos los ingredientes en pantalla pero le falta integrarlos. (Contexto)
La directora pone todos los ingredientes en pantalla pero le falta integrarlos. (Contexto)
Compartir en Facebook 'Mi nueva yo', una película amena y agradableCompartir en Twiiter 'Mi nueva yo', una película amena y agradable

Por Rafael R. Deustúa

 Una guapa mujer en crisis por su reciente separación y cumplir cuarenta años se va a un bar y vuelve a casa con tres veinteañeros... no, no es una película para adultos, es una comedia romántica llamada “Mi nueva yo” y que se mantiene en clasificación “B” (no es “b” de burrada, creo). El tipo de película de la que no esperas mucho y cuando la ves descubres que tenías razón.

 Tras separarse de su rico marido, Alice viaja a Los Ángeles con sus dos hijas para rehacer su vida. No tiene nada salvo una pequeña mansión que le heredó su padre, un mujeriego director de cine de los 70 y el consejo de su madre, una diva de entonces. Es la mamá quien la convence de hospedar a tres cineastas veinteañeros a quienes no conoce y con quienes se complican las cosas cuando el marido aparece queriendo rehacer su relación.

También te puede interesar: Charlize Theron es realmente 'Atómica'

 Quizá exagero y la premisa del libreto de Hallie Meyers-Shyer, guionista y directora, no sea tan mala, pero comete un gran error al ambientar su filme en las páginas de la revista “Hola” o “Vogue”. Aunque el género de comedia romántica es tan fantasioso como “El señor de los anillos”, al menos durante la película deberíamos creernos lo que pase y en definitiva es difícil creernos éste libreto, desde todas las inmaculadas escenografías de revista hasta las complicaciones existenciales de una pobre niña rica.

 No se puede culpar a Meyers-Shyer, ella puede sentirse identificada con su personaje pues ella misma es hija de dos prestigiados cineastas, Nancy Meyers y Charles Shyer que rodaron “El padre de la novia” y “Alguien tiene que ceder”, entre muchas otras. Esta es la primera cinta de su hija.

 La directora pone todos los ingredientes en pantalla pero le falta integrarlos. Reese Witherspoon es excelente en comedia romántica y tiene buenos momentos aquí, pero no termina de encajar con sus dos “hijas” que tienen gestos y respuestas poco naturales. Los tres cineastas podrían ganarse la vida de modelos y además son personas modelo, por tanto inverosímiles. La única con un rol verosímil es Candice Bergen como la mamá; Nat Wolf, Michael Sheen, Pico Alexander y Jon Rudnitsky no tienen mucho que hacer.

 A pesar de todo, el filme es relativamente ameno y tiene un ritmo agradable.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios