12 de Diciembre de 2017

Turismo

Cuatro Ciénegas, destino de ensueño en medio del desierto

Es descrito por biólogos expertos como "uno de los oasis más peculiares y hermosos del mundo".

La magia de esta villa colonial reside en su aire provinciano, en sus paisajes y en las actividades que ofrece. (Pueblos Mágicos)
La magia de esta villa colonial reside en su aire provinciano, en sus paisajes y en las actividades que ofrece. (Pueblos Mágicos)
Compartir en Facebook Cuatro Ciénegas, destino de ensueño en medio del desiertoCompartir en Twiiter Cuatro Ciénegas, destino de ensueño en medio del desierto

Agencia
México.- En medio de un valle, rodeado por la imponente sierra coahuilense, se encuentra este encantador pueblo de callecitas blanqueadas por el sol. Al adentrarte en sus rincones descubrirás pequeñas casas de puertas antiguas que esconden patios sombreados, personajes portando amplios sombreros, automóviles antiguos y bien conservados, y alguno que otro minero de grandes bigotes, asegura México desconocido.

Pero la magia de esta villa colonial no sólo reside en su tranquilo aire provinciano, sino también en la grandiosidad de sus paisajes naturales y las actividades que ofrece, como excursiones en dunas de yeso. Y es que, a sólo unos pasos del poblado, se encuentra el Área Natural Protegida de Cuatro Ciénegas, descrita por biólogos expertos como "uno de los oasis más peculiares y hermosos del mundo". 

También te puede interesar: Evita estos errores al organizar tu viaje y disfruta de tus vacaciones

Además del Área Protegida, gran parte del atractivo de este Pueblo Mágico se debe a que en 1859 ahí nació Venustiano Carranza, jefe del Ejército Constitucionalista.

En Cuatrociénegas existen casas vitivinícolas que ofrecen sus productos (con más de 150 años de tradición) a muy buenos precios. No dejes de visitar la Vinícola Vitali, fundada en 1948, y participar de sus exquisitas degustaciones y alegres festivales en torno a la cultura del vino.

El Área Natural Protegida de Cuatro Ciénegas se encuentra a 8.5 kilómetros del pueblo. El valle de Cuatro Ciénegas –de 84,347 hectáreas– está encapsulado entre altas montañas, lo que lo ha hecho evolucionar a un ritmo distinto al resto del mundo. Pueden encontrarse humedales, arroyos y muchas pozas, así como más de 70 especies endémicas entre bacterias –como los famosísimos estromatolitos–, reptiles, peces, moluscos, insectos y plantas cactáceas. Esta peculiaridad crea un ecosistema muy antiguo que es de gran interés para científicos de toda índole, de ahí que se le haya declarado área protegida en 1994.

Otros atractivos de la zona son el Museo Casa Carranza, Poza Azul, Río Los Mezquites y la Mina de Mármol.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios