16 de Diciembre de 2018

Quintana Roo

Pillan a dos sigilosos; suman 250 kilos de producto prohibido

El combate a la extracción ilegal del caracol rosado comienza a dar resultados en la reserva de Banco Chinchorro.

La presencia de los inspectores en las aguas ha traído como consecuencia la detección de pescadores furtivos. (Archivo/SIPSE)
La presencia de los inspectores en las aguas ha traído como consecuencia la detección de pescadores furtivos. (Archivo/SIPSE)
Compartir en Facebook Pillan a dos sigilosos; suman 250 kilos de producto prohibido Compartir en Twiiter Pillan a dos sigilosos; suman 250 kilos de producto prohibido

Juan Palma/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Dos pescadores furtivos detenidos, tres embarcaciones y aproximadamente 250 kilogramos de caracol rosado Strombus Gigas, ha dejado como resultado las acciones de combate a la extracción ilegal de esta especie protegida en la reserva de la biósfera de Banco Chinchorro desde el mes de febrero pasado a la fecha.

"El caracol asegurado es lo menos importante, lo relevante es que se están asegurando embarcaciones".

Esta información fue aportada en la reunión de seguimiento del comité de delitos ambientales, realizada en la sala de juntas de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en la capital.

De acuerdo con la directora de la reserva de la biósfera de Banco Chinchorro, María del Carmen García Rivas, en esta reunión participaron representantes de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y de la subsede de la Procuraduría General de la República (PGR).

Dentro del informe de actividades realizadas en el segundo trimestre del año, destacó el incremento de la vigilancia por parte de la Comisión Nacional de Pesca (Conapesca) y de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) en las áreas más propensas a la extracción ilegal del molusco ubicadas dentro de los aproximadamente 70 kilómetros de largo por 25 kilómetros de ancho que tiene de superficie la barrera arrecifal.

El primer arresto se efectuó el pasado mes de febrero, el segundo en marzo y el tercero hace aproximadamente 15 días. En el primer caso se les aseguraron apens 800 gramos del producto y en el siguiente 200 kilogramos y en el último 40.2 kilogramos.

“La cantidad de caracol asegurado es lo menos importante, porque antes de ser capturados, los pescadores furtivos lo arrojan al mar; lo relevante es que se están asegurando las embarcaciones y que las acciones de combate están dando resultados”, explicó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios