19 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

De vacaciones 85 mil niños en Benito Juárez

Sólo el 25% de los 113 mil menores inscritos en el nivel básico siguieron con las actividades escolares.

La mayor parte de las escuelas suspendieron sus actividades por segundo día consecutivo. (Tomás Álvarez/SIPSE)
La mayor parte de las escuelas suspendieron sus actividades por segundo día consecutivo. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Compartir en Facebook De <i>vacaciones</i> 85 mil niños en Benito Juárez Compartir en Twiiter De <i>vacaciones</i> 85 mil niños en Benito Juárez

Teresa Pérez/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Más de 85 mil niños sin clases en Benito Juárez en el segundo día de paro magisterial. Arturo Castro Duarte, subsecretario de Educación de la zona norte, mencionó que sólo el 25% de los 113 mil niños inscritos en nivel básico siguieron con las actividades escolares.

En la secundaria Técnica número 11, las actividades se realizaron con normalidad, los alumnos llegaron desde las 6:45 horas para incorporarse a sus grupos. Docentes llegaron minutos antes que los alumnos y entregaron a padres de familia información sobre la Reforma Educativa y sus leyes Secundarias. En la Región 227, algunos padres de familia colocaron candados en la puerta de entrada al Jardín de Niños, María Lavalle Urbina, e instalaron carteles en apoyo a los docentes. 

Ayer por la mañana el Comité de Lucha Magisterial de Benito Juárez, instaló su campamento en la sede del Sindicato de Trabajadores de la Educación (SNTE) ubicado en la avenida Bonampak. Dijeron continuarán con su movimiento pese a la detención de 58 maestros. No hubo violencia, ni agresiones, la policía Municipal y Judicial desde la llegada de maestros realizó rondines por las inmediaciones del inmueble deteniéndose en varias ocasiones frente al edificio para continuar su recorrido. Los maestros no levantaron palabras, ignoraron su presencia y continuaron con sus actividades.

Rafael González Sabido, secretario general de la sección 25 del SNTE, mencionó que  los maestros tenían todo el derecho de ocupar las instalaciones pues eran de ellos por lo que no tenía nada en su contra. 

El auditorio sirvió para que el comité diera instrucciones sobre la logística del campamento. La reunión duró menos de 30 minutos pues el calor en el lugar incrementó y los docentes prefirieron salir a pleno rayo del sol para dar más indicaciones. Pidieron respetar los espacios de oficina, cuidar el mobiliario y mantener limpio el inmueble.

Unos se ubicaron en las jardineras, pasillos, auditorio y lugar que encontraran para instalar sus lonas, mesas y sillas. Algunas maestras mencionaron que el lugar era muy pequeño en comparación del espacio que tenían en la SEyC.  

Una comisión de maestros fue asignada para resguardar el área y vigilar los accesos. “No queremos infiltrados, ni personas que violenten nuestro movimiento pacífico”, expresó uno de ellos por lo que se organizaron para ubicar a cualquiera que no perteneciera a las base y los invitaron a retirarse de la zona para que no se prestara a malas interpretaciones. 

El tema del día entre los maestros era el atropello cometido en su contra, “nos trataron como perros y delincuentes”, expresaba una maestra a sus compañeros. Los periódicos sirvieron para recordarles los hechos, el voceador de la esquina y las tiendas de conveniencia agotaron sus ejemplares en menos de 20 minutos.   

Unos contaron su travesía de fuga tras la detención “arbitraria” de los elementos de la policía. “Se metieron a los edificios, restaurantes para realizar detenciones sin importar que era propiedad privada”. La decisión de la base magisterial era continuar con su lucha y mantenerse firmes y no volver a caer en provocaciones.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios