15 de Diciembre de 2017

Implican a delegado de Sintra en extorsiones (audio)

Mencionan que al interior de la dependencia todavía existen vicios de los anteriores gobiernos.

Las ocho patrullas adscritas para tres municipios generan en promedio 48 mil pesos de ingreso por extorsiones. (Luis Soto/SIPSE)
Las ocho patrullas adscritas para tres municipios generan en promedio 48 mil pesos de ingreso por extorsiones. (Luis Soto/SIPSE)
Compartir en Facebook Implican a delegado de Sintra en extorsiones (audio)Compartir en Twiiter Implican a delegado de Sintra en extorsiones (audio)

Edgar Olavarría/SIPSE
CANCÚN, Q. R oo.- Acusan al delegado de la Secretaría de Infraestructura y Transporte (Sintra), Juan Jesús Lezama González, de recibir dinero de extorsiones, a través de las ocho patrullas adscritas entre Benito Juárez, Puerto Morelos y Lázaro Cárdenas que generan en promedio 48 mil pesos de ingreso por extorsión, al menos 50% llega a Lezama González, quien refiere que aquel que acuse está obligado a comprobarlo. En una conversación telefónica en poder de Novedades Quintana Roo, el inspector Gabriel Mejía le asegura a uno de sus “pavitos” (extorsionados) que en caso de ser despedido no se iría sólo e inclusive lo acompañaría el delegado.

Jorge Alberto Portilla Mánica, titular de la Sintra, destacó que “no meterá las manos al fuego por nadie y si sale culpable se impondrán las sanciones correspondientes”, además reconoció que al interior de la dependencia aún existen “vicios de los anteriores gobiernos que permanecen arraigados entre su personal”, ante esta situación exhorta a la ciudadanía a presentar su queja o denuncia correspondiente que no sólo permitirá contar con elementos suficientes, sino también para proceder en lo conducente.

También te puede interesar: Comienzan las quejas contra el inspector de Sintra

“Hoy en día tenemos una serie de inspectores (18) cesados, precisamente por las investigaciones y si nosotros no tenemos en nuestras manos algo en lo cual podamos imputar directamente abusos, un mal ejercicio o desempeño e inclusive actos de corrupción, si los corremos, nos demandan, son personas que tienen 15 o 20 años trabajando en el gobierno del estado y eso sería una indemnización bastante grande”, detalló el funcionario.

Lo anterior, a raíz de que Gabriel Mejía, inspector de la Sintra asignado a Puerto Morelos, en una conversación telefónica con su coordinador, Alejandro Povedano, evidenció la red de corrupción al interior de la Sintra respecto a los cobros indebidos sobre particulares, los denominados “pavitos”, como fue el caso de Israel Hernández, quien se desenvuelve en el ramo de transporte de carga.

Actualmente la Secretaría cuenta con ocho patrullas, parque vehicular destinado a operativos aleatorios para el transporte concesionario y de puntos fijos para el transporte de carga, personal y foráneo, como ocurre en la entrada-salida hacia Puerto Morelos-Playa del Carmen y Leona Vicario-Mérida, siendo el más “socorrido” el transporte de carga ante la falta de un permiso expedido por la Dirección de Comunicaciones y Transportes para circular en vía pública, según el artículo 83 del Reglamento de Transporte y Explotación de Vías y Carreteras del estado.

En los operativos cada patrulla debe “revisar, supervisar y verificar” que el automovilista cuente con documentación en regla y pago de derechos o refrendos correspondientes, en caso de detectar alguna unidad pirata es remitida al corralón, se exige una cuota de entre 3 y 5 mil pesos, aunado el pago correspondiente al permiso de carga, pasaje o transporte de personal, que propicia un “convenio” entre ambas partes.

Fuentes al interior de la dependencia explicaron que en promedio cada patrulla por concepto de cobros indebidos genera 6 mil pesos, es decir 48 mil pesos entre todas, el 50% se remite directamente al delegado de la Sintra en Benito Juárez y la diferencia es repartida entre el personal que incurre en la extorsión, que va de uno a tres inspectores por vehículo, quienes deben cubrir una cuota diaria en apego a una lista de particulares o empresarios previamente identificados, los denominados “pavitos”, que son aquellos que por evitar los trámites aceptan el pago de estas “aportaciones”.

A continuación un extracto de uno de los audios en poder de esta casa editorial:

Israel: ¿Cómo estas Gabriel?
Gabriel: Bien, bien, ¿Qué cuentas?

Israel: Nada, ¿Qué pudiste arreglar eso, fuiste con tu delegado?
Gabriel: Todavía, lo que pasa es que se pasó el puente y tengo que hablar con el delegado, a ver de qué se trata…

Israel: Dile que siempre nos hemos arreglado contigo.
Gabriel: No, no, pero además por qué lo hacen, si me quieren correr yo no me voy sólo, se va el delegado, se va el director, todos estamos adentro, ellos me están extorsionando, yo te cobro y yo le paso de lo que te cobro, le paso la mitad a él.

Israel: Así es, pues dile qué onda.
Gabriel: El otro güey habilitado, ni siquiera tiene nombramiento, lo tienen en prácticas, entonces digo de qué se trata, le ponemos una demanda penal porque está usurpando funciones no tiene facultades para extorsionar a la gente…

Israel: No le dimos nada, te aclaro, me dijo que luego me hablaba para arreglarme con él
Gabriel: Pregúntale el nombre al chofer, aquí te espero.

Israel: Alejandro Povedano,
Gabriel: ¿Y con quién andaba, no sabes?

Israel: Andaba con otro, eran tres,
Gabriel: Eran tres, okay, los otros son habilitados no tienen ningún nombramiento

Israel: Es la patrulla 14
Gabriel: Sale, órale, gracias Israel, ahí te comunico cualquier cosa.

Israel: Chécalo, hay luego me avisas que pedo, vientos Gabriel, gracias.
Gabriel: Sale, bye.

De acuerdo con la investigación que realizó Novedades Quintana Roo, los cobros indebidos, abusos e irregularidades, así como actos de extorsión durante los “operativos” por parte de inspectores de la Sintra, radicados en las cabeceras municipales de Benito Juárez, Lázaro Cárdenas y Puerto Morelos, así como la delegación de Leona Vicario, son encaminados principalmente a las modalidades de transporte foráneo, personal y carga, sin embargo, ocasionalmente contemplan a operadores de Uber y transporte colectivo de urvans.

“En cuanto a taxistas en este momento no hemos realizado operativos desde hace unos 10 días, en razón de que se ha dedicado una parte a Uber y otra parte a carga, pero terminando esta semana con las urvans nos dedicaremos a los taxis en mal estado y que les haga falta su documentación y así como todo tipo de situación que encontremos por ahí. Con relación a Uber tenemos todos los días dos operativos, uno en zona hotelera y otro en la ciudad, la detención de los Uber se hace directamente en lugares como hoteles, donde están saliendo y se les está detectando a través de la aplicación que ellos mismos utilizan”, expresó Lezama González.

Al cuestionar a Lezama González respecto a presuntos actos de extorsión que lo involucran directamente refirió que “está abierto a que pongan su queja, pongan su denuncia y que acudan a donde consideren pertinente a efectos de que no nada más quede en dichos y en habladurías sino que realmente se compruebe está situación”, aunado a que “no se cobra más lo que corresponde a través de los bancos, que es un depósito que se hace en Hacienda, aquí jamás se le ha pedido a nadie absolutamente nada”.

Sin embargo, reconoció que son cuestiones que se realizan en el campo donde no “tiene acceso directo”, no obstante, invita a la ciudadanía acudir a la dependencia a presentar la queja o en su caso denunciar las irregularidades y abusos que cometen los inspectores para llevar a cabo la investigación correspondiente a través de la Secretaría de la Gestión Pública (SGP), que “se ha dado a la tarea de investigar este tipo de situaciones”.

No obstante, los cobros indebidos o extorsiones no sólo son exclusivos en operativos, sino también al interior de la oficinas administrativas de Cancún, donde empresarios del transporte de carga, personal o foráneo, afín de evadir la tramitología, incurren en convenios y dádivas al personal, según fue denunciado con el visto bueno del delegado y en algunos casos por el director de Comunicaciones y Transportes de la Sintra, Alejandro Janitzio Ramos Hernández.

La red de corrupción que se tejió y prevalece al interior de la Sintra, no sólo evidencia la libertad con la que se conducen estos servidores públicos, sino la manera en que programan los cobros indebidos

Alejandro: Bueno
Gabriel: Alex

Alejandro: ¿Qué paso lic?
Gabriel: Oye acabo de agarrar ese (inaudible) hace tres días, lo atoré y ya lo agarré de pavito.

Alejandro: Oye, ese era de nosotros cabrón.
Gabriel: Pues ya lo agarré, pregúntale, ya hasta me pagó.

Alejandro: Pues no creo Gaby
Gabriel: Vamos a hacer una cosa, yo ya le cobré el mes, agárralo tú si quieres y tú le cobras hasta el otro mes, porque este mes ya lo pagó, ya me lo pagó.

Alejandro: Está cabrón, ahorita veo qué onda
Gabriel: Pregúntale, hace tres días, una cosa así, me dio dos días, le acabo de cobrar, no lo maltrates porque ya le cobré, ¿sales? hay me avisas, ¿no?

 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios