Nicolás Bravo, un pueblo sin ley

Los habitantes acusan a los elementos policíacos de extorsionar a los taxistas.

|

Edgardo Rodríguez/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Pobladores de la comunidad de Nicolás Bravo aseguran que viven en un pueblo sin ley, pues pese a denunciar ilícitos a la partida policial, no pasa nada.

En su momento, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Carlos Bibiano Villa Castillo, informó que todas las partidas policíacas cumplen con su labor en esta zona limítrofe, además de contar con una completa cobertura en la región.

Ahora, afirman los pobladores, no sólo lidian con la delincuencia, pues también deben soportar a últimas fechas abusos de autoridad.

Los agentes son acusados de extorsionar a los choferes de alquiler y a los vendedores de tortillas: cada mes les “pasan la charola” a cada uno de los 13 socios taxistas; los afectados comentan que los policías les quitan 50 pesos a cada uno para dejarlos trabajar.

Según el comisariado ejidal, Bernardo Santos Gil, la comunidad se ha convertido en un pueblo sin ley, pues las autoridades de Seguridad Pública no hacen valer el cargo para proteger a los habitantes y, para colmo, se ha desatado una ola de robos.