Derechos Humanos desdeña críticas sobre investigación contra policías de Puerto Morelos

La Cdheqroo asegura que el caso no está cerrado, aunque acepta que han tenido complicaciones.

|
(Karim Moisés)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

La Comisión de Derechos Humanos de Quintana Roo (Cdhqroo) aseguró que continúa con las investigaciones relacionadas al uso excesivo de la fuerza por parte de la policía municipal en el municipio de Puerto Morelos.

Marco Toh, presidente del organismo, alegó que una investigación de este tipo para emitir una recomendación a la autoridad demora aproximadamente seis meses, pero en este caso podría extenderse aún más por la pandemia pues ello ha retrasado las audiencias.

El ombudsperson estatal desdeñó las críticas del colectivo Puerto Morelos Sustentable, pues sostuvo que las personas que expresaron una presunta dilación en el caso no son directamente afectados ni quejosos.

“Las personas que están manifestando eso no son agraviados ni quejosos. Segundo, la queja por la manifestación que fue en la madrugada y que estuvimos pendientes, no ha dejado de moverse, sí ha tenido algunas complicaciones por la emergencia, pero incluso se ha estado innovando en comparecencias a través de plataformas digitales”, dijo.

Reconoció que al principio de la pandemia se tuvieron muchas complicaciones para atender todos los casos. Sin embargo, aseguró, él personalmente ha hablado con los quejosos.

“He tenido una atención puntual hacia ellos”, añadió.

Asimismo expuso que las medidas cautelares ya fueron emitidas hacia el Ayuntamiento y queda pendiente la investigación para determinar si se emite una recomendación.

En su momento, Aurora Beltrán, del colectivo Puerto Morelos Sustentable, manifestó que la Cdhqroo no respondió tampoco a la primera queja interpuesta ante el organismo, por la presunta violación a su derecho a la identidad, ni tampoco notificó si se trataba de una queja improcedente.

Con respecto a la agresión por parte de la policía, la activista reprochó que solo se haya castigado a las mujeres policías, pero no a los jefes que dieron la orden de arresto, presentes en el momento de la manifestación.

Cargando siguiente noticia