25 de Septiembre de 2018

Riviera Maya

‘Vacían’ 10 hoteles de Tulum por orden judicial (video)

Una centena de hombres ingresaron a los inmuebles para sacar todo lo que estaba adentro.

Una decena de hoteles fueron desalojados ayer debido a una orden judicial. (Sara Cauich/SIPSE)
Una decena de hoteles fueron desalojados ayer debido a una orden judicial. (Sara Cauich/SIPSE)
Compartir en Facebook ‘Vacían’ 10 hoteles de Tulum por orden judicial (video)Compartir en Twiiter ‘Vacían’ 10 hoteles de Tulum por orden judicial (video)

Sara Cauich/SIPSE
TULUM, Q. Roo.- Una decena de hoteles y viviendas privadas asentadas a lo largo de dos kilómetros de la costera de Tulum, a partir del kilómetro 4.5, fueron desalojados por una supuesta orden judicial.

Los hoteleros, restauranteros y empleados se quedaron sin fuente de trabajo, consternados por este hecho que, afirmaron, genera millonarias pérdidas a la industria turística. 

Sólo dos hoteles no fueron tocados: el de Roberto Palazuelos y el de Jorge Kawaghi, señalan los desahuciados.

Eran las siete de la mañana cuando un grupo de aproximadamente 100 hombres empezaron a romper puertas, candados, e ingresaron por la fuerza a los predios. Luego los posesionarios se enteraban de que estaban siendo desalojados por una orden judicial.

También te puede interesar: Orden judicial saca a huéspedes de un hotel de Tulum

“No hemos tenido a la vista una orden, no nos la han dejado ver”, comentaba uno de los afectados del hotel Las Estrellas, donde inició el proceso de desahucio. 

Ahí se dio un forcejeo entre este grupo de choque y los pocos empleados que a esa hora iniciaban el turno o terminaban la jornada. Se dejó sentir en algún  momento el gas lacrimógeno lanzado por los guardias de seguridad contratados para ingresar a los predios.

La fuerza pública permaneció a la expectativa y algunos minutos después se retiró discretamente. Los posesionarios quedaron a merced del grupo de choque y fue entonces que empezaron a recoger las pertenencias.

Colchones, sábanas, tapices, cuadros, lámparas, y demás fueron retirados de las habitaciones de los rústicos hoteles; mesas, sillas, manteles, platos, hasta los cubiertos de los restaurantes fueron apilados fuera de los predios, a la orilla del camino, junto con camastros, sombrillas, etc.

Una ejecutoria que demoraría horas, dado el numeroso grupo de predios a desalojar. Pero los hoteleros insistían: “no nos están mostrando la orden de desalojo, no sabemos qué tipo de juicio se trata, puede ser uno laboral”, especulaban.

Piden una negociación

Adolfo Contreras, posesionario del predio Aki´in, dijo que no se les había mostrado ningún documento de desalojo, por lo tanto no tenía una opinión o una postura al respecto.

“La intención que tenemos todos es comprar, negociar, llegar a un arreglo con quienes reclaman los predios”, señaló.

“La intención que tenemos todos es comprar, negociar, llegar a un arreglo con quienes reclaman los predios”

Algunos ocupantes de los predios como el caso del hotel  Las Estrellas, cuenta con certificado parcelario expedido por la asamblea del ejido José María Pino Suárez, emitido por la Delegación del Registro Agrario Nacional a nombre de Julissa Carreño González, que ampara una superficie de 5.7 hectáreas expedido con fecha 11 de enero de 2015. “Como estos documentos hay  más” expresa su representante legal, a quien se le negó tener a la vista la orden de desalojo por parte de los actuarios. Entre los ocupantes desalojados había inversionistas sudamericanos, italianos, y mexicanos. 

Huéspedes afectados

Además de hoteles dentro de la superficie en litigio, había al menos seis domicilios particulares, y unos siete comercios y restaurantes.

“Incertidumbre  es lo que hay, no hay aviso de  los procedimiento, todo se hace  detrás de una cortina de humo y es difícil. Yo soy locatario, los dueños apenas saben,  sólo hay rumores, muchos falsos, son encubrimientos de la situación real que no está  a la mano, ni hay certeza, yo tengo dos años y medio en la cafetería, hay otras personas que dan trabajo dentro del hotel Paraíso”, relata Guillermo Román Millán, uno de los desalojados.

La ocupación al momento del desalojo en los hoteles se encontraba en el 60% en la gran mayoría de ellos, y en conjunto se estimó en un millar los huéspedes, en tanto que cada hotel tendría un promedio de 15 personas laborando que se quedaron sin una fuente de ingresos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios