|
Un lunch escolar inadecuado, con el tiempo, puede ocasionar problemas. (Contexto/ enformasalud)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Redacción
CANCÚN, Q. Roo.- La hora del recreo es una excelente oportunidad para enseñarles a tus hijos los buenos hábitos alimenticios, a fin de comer cada vez más frutas y verduras, y reducir el consumo de comida chatarra y golosinas.

De acuerdo con el portal saludymedicinas.com, los especialistas comprueban que este refrigerio que los niños ingieren durante su estancia en la escuela, conforma aproximadamente 20% de sus requerimientos tanto de energía, como de nutrimentos diarios, por lo que es importante poner atención en la alimentación escolar.

También te puede interesar: Beneficios y maneras de comer el aguacate, ¡que no te imaginas!

Toma en cuenta los siguientes tips para que la lonchera de tu hijo vaya repleta de diversión, sabor y fomente también la buena nutrición en la escuela:

  1. Involucra a tus hijos en la planeación y preparación de su lunch, así les dará gusto disfrutar de los alimentos que ellos mismos eligieron y ayudaron a preparar.
  2. Incluye todos los grupos de alimentos (cereales integrales, carbohidratos, proteínas, verduras, frutas y poca grasa) para una adecuada nutrición infantil.
  3. Trata de hacer platillos con presentaciones sencillas, pero llamativas, cuyos ingredientes principales sean verduras y frutas, pues sobre todo los niños pequeños no se atreven a probarlo debido a su mal aspecto.
  4. Sirve cantidades moderadas de acuerdo con la edad de tu hijo, no lo sobrealimentes, así lo ayudarás a prevenir la obesidad, pues tan importante es la calidad como la cantidad también en la alimentación escolar.
  5. Evita las bebidas azucaradas industrializadas, mejor incluye agua de sabor o jugo (siempre naturales y de preferencia con poca o sin azúcar) y/o agua natural, para que tu hijo esté bien hidratado.
  6. Abstente de dar dinero a tus hijos para que compren su refrigerio, pues la nutrición en la escuela no siempre está contemplada en la calidad de los alimentos que venden.
  7. Mantén hábitos alimenticios saludables en casa para que tus hijos, aprendan y continúen tu ejemplo.

Recuerda que según especialistas, un lunch escolar inadecuado, con el tiempo, puede ocasionar problemas que van desde la disminución en el rendimiento escolar hasta la obesidad.

Cargando siguiente noticia