12 de Diciembre de 2017

Opinión QRoo

Desprecian a José Luis Cuevas en Chetumal

Como capital del estado, Chetumal ha sido muy grosero con uno de los artistas mexicanos de alcurnia: el fallecido José Luis Cuevas...

Compartir en Facebook Desprecian a José Luis Cuevas en ChetumalCompartir en Twiiter Desprecian a José Luis Cuevas en Chetumal

Como capital del estado, Chetumal ha sido muy grosero con uno de los artistas mexicanos de alcurnia: el fallecido José Luis Cuevas, cuya escultura Personaje soporta el abandono e indiferencia institucionales en una zona de curvas del bulevar Bahía.

La obra de José Luis Cuevas forma parte de nuestro descuidado corredor escultórico, instalado en el gobierno de Joaquín Hendricks Díaz. Imperdonable la falta de respeto que confirma las graves limitaciones de una burocracia cultural municipal y estatal, concentradas si acaso en tareas burocráticas y en el consumo de café en sus oficinas, tan lejos de sus responsabilidades ineludibles.

La escultura de siete metros de alto fue donada por el artista, lo que otorga un valor significativo a su creación que a principios de enero de 2013 recibió un golpe devastador, cuando un automovilista en estado de ebriedad se impactó con ella y la arrancó de la base.

Actualmente Personaje no tiene placa que la identifique y está invadida por la maleza; una parte inferior está retorcida y el óxido ha invadido parte de la estructura que en otras capitales es patrimonio envidiable, mientras en Chetumal obras de esta naturaleza son simple chatarra para las instancias culturales.

Si acaso lo ignoran nuestros burócratas culturales, José Luis Cuevas fue un original pintor, dibujante y escultor mexicano que dejó honda huella en nuestra cultura, y a la distancia se aprecia como un acierto del gobernador Hendricks –el último chetumaleño en la gubernatura–, cuya amistad con el escultor chihuahuense Enrique Carbajal “Sebastián” hizo posible la organización del Segundo Encuentro Internacional de Escultura, efectuado en 2003.

Urge el nacimiento de un Instituto de la Cultura (IQC) que tome las riendas de esta área tan brutalmente descuidada en los últimos años, provocando el colapso de nuestra Biblioteca Pública Central Javier Rojo Gómez, cuyos libros castigados por el agua y la humedad fueron sacados con carretilla para donarlos como trapo viejo.

Pero de nada servirá la exhumación del IQC si son dejados en sus puestos los burócratas que han atentado contra las manifestaciones de la cultura en nuestra capital y en otras zonas del estado. El Personaje del eterno José Luis Cuevas los contempla, quizá convencido de que son un caso perdido.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios