11 de Diciembre de 2017

Chetumal

Desvía CAPA aguas negras en Bacalar

Se acumulaban en una zona de la 5 de Mayo y provocaban malos olores.

El sistema colapsó cuando varios vecinos se conectaron a la red de drenaje sanitario, pues presentaba problemas de construcción.
El sistema colapsó cuando varios vecinos se conectaron a la red de drenaje sanitario, pues presentaba problemas de construcción.
Compartir en Facebook Desvía CAPA aguas negras en BacalarCompartir en Twiiter Desvía CAPA aguas negras en Bacalar

Javier Ortiz / SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- La Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA) comenzó la desviación de las aguas negras que se acumulaban en una zona de la colonia 5 de Mayo y que provocaban malos olores.

José Luis Soberanis Allen, gerente de ese organismo operador en Bacalar, señaló que sanearán esa zona para retirar los malos olores, para lo cual retirarán la tierra contaminada y arrojarán material de relleno.

Adicionalmente, conectarán el drenaje hacia otro conducto para evitar esos acumulamientos, “realizaremos una interconexión de la red de drenaje de la avenida Siete con 32 a la avenida Cinco, con lo cual solucionarán el problema de la fuga que mantiene inundada con agua turbia una parte de la avenida Siete entre 34 y 36”.

Posteriormente, realizarán acciones de saneamiento de toda la zona que consistirá en sacar el agua fétida, producto del acumulamiento del drenaje, para finalmente cubrir toda el área con material de sascab, con lo que considera evitará que siga despidiendo malos olores.

La interconexión de la red de drenaje se llevará a cabo en la avenida Siete por 32 a la avenida Cinco, en el que invertiránalrededor de 400 mil pesos en dicha obra, aunque para solucionar el problema de manera más profunda, se requiere una inversión mayor que se programará.

De acuerdo con el mismo funcionario, el sistema colapsó cuando varios vecinos se conectaron a la red de drenaje sanitario, pues presentaba problemas de construcción.

Fue el motivo por el que vecinos de la colonia Cinco de Mayo tuvieron que vivir más de cuatro meses entre los malos olores que despedía el acumulamiento de aguas negras donde se formó una pequeña “laguna”.

María Cristina Náhuatl, habitante afectada, señaló que en ocasiones el olor a podredumbre les impedía ingerir sus alimentos, además que se había formado un enorme criadero de moscos, lo que ameritó que llamen la atención de las autoridades del sector Salud para fumigar la zona, por temor a un brote de dengue o chikungunya.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios