20 de Septiembre de 2018

Opinión QRoo

El discurso fundacional de Carlos Joaquín

El gobernador Carlos Joaquín González envió un mensaje contundente en el festejo...

Compartir en Facebook El discurso fundacional de Carlos JoaquínCompartir en Twiiter El discurso fundacional de Carlos Joaquín

El gobernador Carlos Joaquín González envió un mensaje contundente en el festejo de los 43 años de la fundación de Quintana Roo como estado. En el Congreso del Estado recomendó: “no escuchemos las voces de aquellos que nos quieren desanimar, que quieren seguir teniendo impunidad, porque ni siquiera tienen la vergüenza de hacer autocrítica de lo que han hecho en el pasado; sigamos luchando por consolidar el cambio”.

El hijo de Nassim Joaquín Ibarra lanzó este discurso en el día más simbólico para Quintana Roo, marcando la ruta a seguir con nuevas reglas de convivencia política y “aboliendo todos los reductos del autoritarismo” atizado por su antecesor priista Roberto Borge Angulo, flagelado en una cárcel de Panamá.

 “Reconstruir un estado quebrado financieramente, destruido institucionalmente y entregado a la avaricia del poder no se puede hacer de un día para otro”, admitió el primer gobernante que rompió con el PRI para doblegarlo en las urnas aquel inolvidable cinco de junio de 2016.

Tres ex gobernadores escucharon en primera fila la pieza oratoria: el legendario y bonachón Jesús Martínez Ross, el caballeroso Miguel Borge Martín –tío de Roberto Borge– y el pausado y discreto Joaquín Hendricks Díaz, quien le entregó las riendas al cozumeleño Félix González Canto, prudentemente ausente porque al mediodía ya era tema explosivo por su encontronazo matutino con el ex alcalde perredista de Cancún, Julián Ricalde Magaña, Secretario de Desarrollo Social.

El mensaje del hermano de Pedro Joaquín Coldwell –para muchos, el mejor gobernador del estado– fue de refundación, recuperando los ideales que abrazó el recién nacido Quintana Roo y que fueron lanzados por la borda por sucesivos destructores priistas que detonaron su mina terrestre sin el menor remordimiento.

“A partir del cambio, y esperamos que para siempre, en Quintana Roo ningún poder quedará subordinado a otro. Que este ejercicio de la política en que hoy descansa el equilibrio de las instituciones gubernamentales se convierta en la forma de vida que heredaremos a las futuras generaciones de quintanarroenses”, expresó el gobernador ante los invitados habituales.

“El cambio comenzó, está aquí entre nosotros y no es propiedad de un gobierno, de un grupo, de una persona”. Que su gabinete también lo entienda.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios