18 de Noviembre de 2018

Opinión QRoo

Despiertan hoteleros

Una interesante dinámica desarrollan las agrupaciones hoteleras de Quintana Roo.

Compartir en Facebook Despiertan hotelerosCompartir en Twiiter Despiertan hoteleros

Una interesante dinámica desarrollan las agrupaciones hoteleras de Quintana Roo, en relación con las propuestas que presentan sus directivos y las nuevas aspiraciones que pretenden en el corto, mediano y largo plazos.

Ejemplos al respecto: el primero, de la Asociación de Hoteles de la Riviera Maya, en respuesta a la idea del secretario de Turismo, Enrique de la Madrid, para que los hoteleros financien la recuperación de arenales y luego recuperen el dinero con una exención de la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat).

Manuel Paredes Mendoza, director operativo de la Asociación, propuso que sea desde el fideicomiso especial para tal fin de donde surjan “políticas públicas y reglas claras” para proyectos como estos, que necesariamente deben ser sometidos a una evaluación mayor, constatando su vialidad.

Lo lamentable, cabe recordar, es que dicho organismo quedó abandonado en 2014 por falta de transparencia y deudas todavía incalculables, por lo cual, si bien urge rescatarlo, es inevitable reorganizar el caos desde la misma base.

El segundo, de la Asociación de Hoteles de Cancún y Puerto Morelos, que en voz de su presidente Roberto Cintrón Gómez se sumó al tema debate: “Los hoteles ya pagan un 25% adicional por el aprovechamiento de la Zofemat para financiar la recuperación de playas y ahora necesitan que les presenten las cuentas”. Fue un sí, pero no.

Pero además, la AHC despliega hoy un rol fundamental en la promoción del destino líder de América Latina, con un presidente recién estrenado y planes tan espectaculares como insoslayables si se pretende expandir el éxito hacia el 2020.

Las autoridades de ambas ciudades-municipios han resaltado la sinergia que ha permitido fortalecer la bonanza del último año. En textos ya publicados en este mismo espacio se han detallado los objetivos del Consejo Directivo y demás brazos administrativos.

Lo asombroso es la capacidad de respuesta y de gestión. Y es que en otros tiempos los titulares de dichas instancias se convirtieron en títeres al servicio de los mandones en el poder. No había si quiera la oportunidad de rebatir las órdenes emanadas de Palacio ni muchos menos plantear en función de intereses colectivos.

No es secreto que hoteleros, y turisteros en general, fueron callados bajo amenaza para no revelar lo que pasaba en los fideicomisos, los cuales, por cierto, fueron saqueados al convertirlos en una “gran lavadora”. No en balde el prominente empresario del sector José Chapur denunció en su momento un faltante exorbitante.

En definitiva, la voluntad de proponer y la crítica deben subrayarse en esta era. Ojalá sean permanentes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios