19 de Noviembre de 2018

Cancún

Tiziana Roma se hizo cancunense por amor

Aunque nació en Bélgica, el destino es su vida y con pasión, defiende su identidad.

“Soy cancunense por el enorme cariño que le tengo a este lugar". (Redacción/SIPSE)
“Soy cancunense por el enorme cariño que le tengo a este lugar". (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook Tiziana Roma se hizo cancunense por amorCompartir en Twiiter Tiziana Roma se hizo cancunense por amor

Claudia Olavarría/SIPSE
CANCÚN, Quintana Roo.-  “Soy mexicana por nacimiento y cancunense por adopción, Cancún es mi patria, mi génesis, mi identidad y los cancunenses somos como el manglar: colocado sobre arena tiene la habilidad de moverse y adaptarse a su entorno; no somos como el árbol con raíces en un sólo lugar”,  así se define Tiziana Roma Barrera, aunque vino al mundo en Bruselas, Bélgica.

Hija de padre italiano y madre mexicana, ella, al igual que dos de sus hermanas, nacieron en el extranjero, una más en la capital del país, y la quinta y menor, nació en Cancún.

También te puede interesar: Guillermo Martínez encontró en Cancún su identidad

A la edad de nueve años, en 1975, procedente de Mérida, Yucatán, llegó Roma Barrera a Cancún por decisión de sus padres. Nació en Bruselas, Bélgica, y a los tres años fue llevada a la Ciudad de México en 1968.

“Soy cancunense por el enorme cariño que le tengo a este lugar, me fui a estudiar a la Ciudad de México, y posteriormente en el extranjero estudié arte dramático; en 1988 regreso y decido quedarme para siempre en Cancún”, recordó.

"Aquí vivimos personas de todas partes del mundo, que hicimos raíces y eso es fascinante y lo bello de Cancún, fui punta de lanza para hablar acerca de la historia del lugar". (Redacción/SIPSE)

Para la entrevistada, la personalidad de la gente de Cancún es adaptable, abierta a otras culturas, personas que no tienen prejuicios de clases sociales con cuestiones de abolengo, sobre todo porque pertenecen a una población de pioneros, gente que llegó desarraigada como sus padres, al igual que otras, quienes dejaron esas tradiciones, costumbres y situaciones que hacen que estén compactos a su lugar de origen.

Una cuestión de identidad

“Aquí vivimos personas de todas partes del mundo, que hicimos raíces nuevas y eso es fascinante y lo bello de Cancún, fui punta de lanza para hablar acerca de la historia del lugar, y comencé defendiendo el Palacio Municipal. En la administración de Gregorio Sánchez Martínez se pretendió cambiar de lugar la sede del gobierno; en un principio me enfrenté a la burla e incredulidad de las personas que trataba de convencer por la defensa de un lugar histórico y donde está uno de los poderes del municipio”, agregó.

El argumento de Sánchez Martínez era que construir el nuevo edificio frente a la Catedral de Cancún es que tendríamos identidad y nos pareceríamos a las demás ciudades de México.

“Él olvidó que esta ciudad no fue fundada en el Siglo XVI durante la colonia y la evangelización de los españoles, sino que fue creada por mexicanos a mediados del Siglo XX con otros postulados arquitectónicos, urbanísticos y otra filosofía de hacer ciudad y objetivos, porque el de los europeos era evangelizar al nuevo mundo”, resaltó.

"Cancún estaba proyectado a cambiar, pero con respeto al medio ambiente, una muestra son las supermanzanas donde hay parques". (Redacción/SIPSE)

Mucha gente se queja de que no tenemos la iglesia frente al Palacio Municipal, pero esa es una característica que da identidad a Cancún, porque la Iglesia Católica está del otro lado y equidistante está una iglesia protestante, lo que establece la libertad de culto, algo establecido en nuestra Constitución, promovido por Benito Juárez y de quien el municipio lleva su nombre, algo que no debe perderse de vista.

En defensa de la historia

“Igual defendimos el parque de ‘El Crucero’ llamado “La Corregidora”, para que no levantaran un muro en el puente Calinda, y actualmente que no se roben la ciclopista, sobre todo porque Cancún es la ciudad pionera en tener una ciclopista”, explicó.

El trabajo que viene haciendo sobre la identidad de Cancún Tiziana Roma no ha sido sólo el defender su historia, sino para que la gente la conozca y adopte, además que entienda que si dejaron su lugar de origen fue por un cambio y aquí todo es diferente al resto del país, por ello es incomparable.

En el plan original del Proyecto Cancún, estaba que cada dos kilómetros en la zona de arenales hubiera una playa pública para la población, sin embargo, eso se ha perdido, porque el mismo Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) vendió la playa Chac Mool, y ha habido administraciones que han cambiado el uso de suelo.

“Cancún estaba proyectado a cambiar, pero con respeto al medio ambiente, una muestra son las supermanzanas donde hay parques y edificación planeada para una mejor calidad de vida”, dijo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios