20 de Septiembre de 2018

Cancún

Están seguros de obtener permisos para Dragon Mart Cancún

Juan Carlos López, director del proyecto Dragon Mart en México, afirma han cumplido con todos los procesos ambientales necesarios para lograrlo.

Juan Carlos López, dice que el proyecto no requiere de autorizaciones federales. (Internet)
Juan Carlos López, dice que el proyecto no requiere de autorizaciones federales. (Internet)
Compartir en Facebook Están seguros de obtener permisos para Dragon Mart CancúnCompartir en Twiiter Están seguros de obtener permisos para Dragon Mart Cancún

 

Agencias
CANCÚN, Q.Roo.- Será en esta semana cuando el proyecto Dragon Mart Cancún solicitará la licencia de construcción al municipio de Benito Juárez (Cancún) para poder hacer uso del terreno de 557 hectáreas en donde pretende ubicarse, según publica El Economista en su página web.
 
El trámite llevará cinco días hábiles y la expectativa acerca de su otorgamiento o no radica en que es el último escollo en materia ambiental que podría frenar su edificación.
 
Para Juan Carlos López, director del proyecto Dragon Mart en México, la seguridad de obtener los permisos es de más de 100%, ya que afirma han cumplido con todos los procesos ambientales necesarios para lograrlo.
 
Añade en su defensa que se trata de un centro de exposición, por lo que “ni requiere de autorización de la Secretaría de Economía federal, ni de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales”, sólo de las autoridades locales y estatales.
 
“Es exactamente el mismo formato que el Centro Banamex, que el World Trade Center, que Cintermex, que son centros para exposiciones y ferias internacionales. Lo que se modifica no es el concepto de exhibición, ni el formato inmobiliario (…) es que el expositor, en lugar de venir a una feria temporal de tres a siete días, viene de forma permanente en un contrato mínimo de tres años”.
 
Además, refiere, se trata de un predio de 557 hectáreas, cuya tercera parte de su superficie está ya impactada, al haber sido usada para granjas avícolas y extracción de materiales pétreos.
 
“Nosotros como empresa estamos más que 100% seguros de que el proyecto cumple con todo. Está legal”, reitera en entrevista con El Economista.
 
Al cuestionársele respecto del intenso cabildeo de los últimos dos meses en que el tema saltó a la escena nacional -principalmente por las oposiciones que levantó-, considera que el proyecto aún está en la primera fase de su desarrollo y presentación, por lo que el momento de negociar con los sectores inconformes aún no ha llegado.
 
Y detalla que el Dragon Mart se divide en dos etapas: una es el proceso de construcción (etapa de permisos), que es el negocio inmobiliario en sí, en la cual el grupo Monterrey-Cancún Mart tiene experiencia, y la otra es la operación y los alcances que tendrá el recinto.
 
En el primer punto, considera, está la selección de un inmueble y factibilidad de servicios. Luego el ordenamiento urbano, que es donde se ubica el trámite para obtener la licencia de construcción.
 
“El tema ambiental cayó por su propio peso. Estamos ahorita con el tema urbano, que es lo que nos falta para construir el Dragon Mart. Después pasaremos o valoraremos el tema comercial. Es obvio, es evidente que hay preocupación”.
 
No obstante, minimiza los riesgos de la competencia desleal que podría generar para la industria regional y añade que el proyecto está “en concordancia con lo que nos ha pedido el Presidente de la República a los empresarios: un cambio de mentalidad, innovar, invertir en México, generar empleos. Todo lo tenemos. Es un generador de 8 mil 500 empleos que en Quintana Roo hoy no los hay”, puntualiza.
 
Pymes y Estados
 
López Rodríguez considera que definitivamente el principal sector beneficiado por este megacentro expositor de mercancías e insumos serán las pequeñas y medianas empresas mexicanas, ya que podrán prescindir de la figura del intermediario -que no necesariamente es mexicano- y comprar sus componentes a un mejor precio.
 
En este sentido, detalla que Dragon Mart Cancún contará con 13 segmentos o pabellones clasificados por tipo de mercancía y uno para pequeños exportadores mexicanos. En este tema, afirma que buscarán acercarse a los gobiernos estatales para involucrarlos en el proyecto y que apoyen a sus emprendedores.
 
“Así como los estados de México, a través de sus secretarías de desarrollo económico y apoyados en algunos casos por Proméxico, promocionan o patrocinan financieramente a pequeños productores en ferias internacionales (…) cada estado del país, dentro de su programa de fomento, podría tener un espacio permanente para sus pequeños expositores”, explica.
 
Detalla que cerca de 85% de los 60 mil 000 millones de dólares que entraron en el 2011 por concepto de importación al país fue dirigido para los fabricantes mexicanos.
 
En ese sentido es enfático al decir: “Lo que hay que quitarnos de la cabeza es que es un consumo final que desplazará la mano de obra mexicana, También es un bien intermedio que está haciendo más productivo, más competitivo al fabricante que está establecido en México, sea nacional o extranjero”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios